Sociedad
Suscríbete por 1€

Batallas de robots en Zaragoza: un reto lúdico para la creatividad infantil

El centro Codelearn, en el barrio de las Delicias, trabaja el pensamiento computacional y el aprendizaje extraescolar desde el punto de vista del juego

Christian Pizarro y Pau Gangonells, en el centro Codelearn de Zaragoza, durante la batalla de robots del pasado sábado.
Christian Pizarro y Pau Gangonells, en el centro Codelearn de Zaragoza, durante la batalla de robots del pasado sábado.
H. A.

Durante este último sábado de julio se celebró en la sede zaragozana de la firma educativa Codelearn un encuentro muy especial: su encuentro de batallas de robots con ámbito nacional. Aunque la participación era modesta (seis equipos de tres integrantes) se trataba apenas de la segunda edición; las perspectivas apuntan a un formato más consolidado y crecimiento numérico de cara a 2023. 

Esta actividad lúdica y creativa, orientada a alumnos y alumnas de 12 años en adelante, implica el diseño y construcción de pequeños robots para que se enfrenten en un miniestadio habilitado a ras de suelo, con una mínima elevación; en este caso, se situó en el patio trasero del centro, con participantes, familiares y amigos en funciones de asistencia técnica y apoyo moral.

En la competición del sábado, con toda la acción centrada en el patio trasero, dos o tres alumnos se quedaban junto a la recepción para orientar a los recién llegados. “Perdone, ¿a qué equipo pertenece usted?”, preguntaba un pequeño que no llegaba a los 10 años, mientras una amiguita jugaba con una máquina emuladora de 'arcade' ochentero inspirada en las que hace el ‘maker’ MaaB en Zaragoza. “Ahora le acompaño al patio y aviso a los responsables”.

Esta competición de "Robots: Great Battle" es una divertida competición cuyo objetivo es estimular la creatividad y el trabajo en equipo en adolescentes

El egarense Pau Gangonells, fundador de Codelearn, asistió a la actividad en el centro de la calle Mariano Carderera, en el barrio de las Delicias; Christian Pizarro, ingeniero industrial es el coordinador de la firma en Zaragoza, que atiende actualmente a 32 alumnos entre los 8 y los 27 años. “Los combates -apunta Gangonells- tienen tres conclusiones posibles; que uno de los dos robots quede inutilizado, que caiga fuera de la pista o que se imponga por criterios de actividad y dominio del combate en caso de que no se den los otros dos supuestos, pasado el tiempo reglamentario”.

Los robots tienen ciertas limitaciones en su construcción. “Están pensados para que los puedan hacer niños; la coraza y las herramientas de ataque no pueden ser metálicas, hay que elegir entre plástico o madera. Tampoco pueden pasar de medio kilo de peso. Hay muchos robots que juegan al empuje, otros cuentan con hélices para destruir al contrario y algunos coronados con una especie de cuña para tratar de voltear a los rivales”, explica Gangonells.

Un método que cultiva la parte lúdica

Codelearn Zaragoza lleva dos años; el primer centro se abrió en 2013 y actualmente hay 28 centros en toda España. “Al final, lo que enseñamos aquí es programación y pensamiento computacional, que podemos definir como la capacidad de resolver problemas utilizando estrategias propias de la informática o las ingenierías. Queremos que los niños, gracias a sus proyectos tecnológicos, sean muy resolutivos, y que esa capacidad trascienda lo tecnológico para aplicarse en el día a día. Todo esto ayuda a estructuras la forma de pensar, a hacer a los pequeños más ágiles; ‘ven’ algoritmos que resuelven un problema dado, y el reto posterior es codificar ese algoritmo para efectuar una acción concreta”.

Algunos de los niños participantes en los equipos de las batallas de robots el pasado sábado en Codelearn.
Algunos de los niños participantes en los equipos de las batallas de robots el pasado sábado en Codelearn.
H. A.

Desde Codelearn se argumenta que aprender también puede ser un juego, donde cada uno avanza a su ritmo en función de su edad y sus conocimientos. Durante el año aportan una alternativa de extraescolares para menores de edad, con campus intensivos en verano, Semana Santa o Navidades, tanto presenciales como a través de la red.

Los próximos cursos intensivos de la casa en Zaragoza son un programa de videojuegos 3D con Unity (Nivel 1) en las mañanas del 5 al 9 de septiembre (destinado a alumnos entre 12 y 18 años), mientras que las tardes de esos mismos días se impartirá una introducción a la programación con el método Codelearn, con admisión a partir de los 8 años de edad. “En este curso introductorio se insiste en la asimilación del lenguaje binario, incluyendo conversiones entre números decimales y binarios, y en el desarrollo de actividades formativas con un punto lúdico, que permitan a los pequeños trabajar el ingenio, el razonamiento y la creatividad”, aclaran sus responsables.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión