Sociedad
Suscríbete por 1€

El hombre al que se trasplantó un corazón de cerdo falleció por una insuficiencia cardíaca diastólica

"Nuestros hallazgos en la autopsia no mostraron evidencia de rechazo", señala el doctor que realizó el trasplante.

Este avance científico podría descongestionar las largas listas de espera para recibir un órgano
Este avance científico podría descongestionar las largas listas de espera para recibir un órgano

David Bennett, el paciente de 57 años con enfermedad cardíaca terminal que hizo historia el pasado mes de enero al ser la primera persona en recibir un corazón de cerdo genéticamente modificado, no falleció por un rechazo al órgano, sufrió una insuficiencia cardíaca diastólica de la que se investigan las causas, entre ellas el uso de inmunoglobulina intravenosa o un virus latente en el animal donante.

El pasado mes de marzo, Bennet fallecía en la University of Maryland Medical Center, en Estados Unidos, donde le habían realizado la operación dos meses antes. "Nuestros hallazgos en la autopsia no mostraron evidencia de rechazo", señala el doctor Bartley P. Griffith, quien realizó el trasplante y también es el Director Clínico del Programa de Xenotrasplante Cardiaco en la UMSOM.

En cambio, continua, "vimos un engrosamiento y posterior endurecimiento del músculo cardíaco que condujo a una insuficiencia cardíaca diastólica, lo que significa que el músculo cardíaco no pudo relajarse y llenar el corazón con sangre como se supone que debe hacerlo".

Según un nuevo artículo publicado en el 'New England Journal of Medicine', las investigaciones en curso aún tienen que encontrar evidencia de que el virus causó una infección en el paciente o infectó cualquier tejido u órgano más allá del corazón. Se sigue investigando si el virus latente causó daño al corazón trasplantado, lo que contribuyó a la insuficiencia cardíaca

Varios factores pueden haber contribuido al desarrollo de la insuficiencia cardíaca, incluido el uso de inmunoglobulina intravenosa, IVIG, un medicamento que se administró al paciente dos veces durante el segundo mes después del trasplante para ayudar a prevenir el rechazo y la infección. El fármaco contiene anticuerpos contra las células de cerdo que pueden haber interactuado con el corazón del cerdo, provocando una reacción que dañó el músculo cardíaco.

También se descubrió que el corazón contenía evidencia de ADN de un virus porcino latente llamado citomegalovirus porcino (pCMV) a través de pruebas altamente sensibles que se detectaron por primera vez varias semanas después de la cirugía y luego se confirmaron durante la autopsia del órgano.

El corazón de cerdo trasplantado funcionó bien durante varias semanas y no mostró ninguno de los signos típicos de rechazo por parte del cuerpo del paciente, incluso cuando se examinó cuidadosamente durante una autopsia, según el análisis del artículo. Los cirujanos concluyeron que el paciente murió de insuficiencia cardíaca que probablemente fue causada por una serie compleja de factores.

"Este hallazgo nos alienta mucho, y sugiere que el corazón de cerdo modificado genéticamente y el fármaco experimental que usamos para prevenir el rechazo funcionaron de manera efectiva en conjunto para demostrar que los xenotrasplantes pueden potencialmente salvar vidas futuras", dijo el codirector del estudio, Muhammad M. Dr. Mohiuddin, Profesor de Cirugía y Director Científico/Programa del Programa de Xenotrasplante Cardíaco de la UMSOM.

Alrededor de 110.000 estadounidenses esperan actualmente un trasplante de órganos, y más de 6.000 pacientes mueren cada año antes de recibir uno, según organdonor.gov del gobierno federal . El xenotrasplante podría potencialmente salvar miles de vidas, pero conlleva un conjunto único de riesgos, incluida la posibilidad de desencadenar una respuesta inmunitaria peligrosa que puede hacer que el cuerpo rechace el órgano.

"Consideramos que esta es una importante experiencia de aprendizaje. Sabiendo lo que sabemos ahora, modificaremos algunas de nuestras prácticas y técnicas en el futuro", señala Mohiuddin. Antes de la cirugía, se siguieron cuidadosamente las medidas de control de infecciones para ayudar a proteger contra los patógenos porcinos conocidos.

El cerdo donante se crió en una instalación utilizando métodos diseñados para evitar que el pCMV y otros patógenos potenciales infecten a los animales donantes. El cerdo donante sano utilizado para el xenotrasplante se analizó en busca de patógenos varias veces. Se probó justo antes del envío a Maryland, y justo antes del trasplante unos días después, protocolos que fueron aceptados por la Agencia Norteamericana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés)

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión