Sociedad
Suscríbete por 1€

Laura Sánchez: "Considero imprescindible ir al psicólogo"

"En la relación con mi hija hay más flexibilidad, la paz por fin ha llegado", dice la modelo en alusión a la batalla legal que mantuvo por su custodia.

Laura Sánchez.
Laura Sánchez.
Instagram

Lo mismo te organiza un desfile de moda flamenca en Sevilla con 84 firmas, que te diseña un bikini, te vende una lavadora o conquista al público como actriz en 'Los hombres de Paco'... Hija de emigrantes onubenses, Laura Sánchez nació en Alemania y es una perfeccionista multitarea. "Soy más cuadriculada que la Merkel", le confesó a esta periodista hace tiempo. Pero ya le gustaría a la Merkel tener la chispa que derrocha esta 'top model', además de esa enorme sonrisa, inspirada en la de su admirada Julia Roberts, que hizo que su hija un día le preguntara: "Mamá, ¿por qué tú tienes más dientes que los demás?".

Solar, divertida, disfrutona e hiperactiva, días antes de embarcarse en el multitudinario desfile 'Andalucía es flamenca', celebrado el 17 de marzo ante la fachada del palacio sevillano de San Telmo, Laura compartía flashes y risas con su amigo Boris Izaguirre como padrinos de la nueva tienda Miele de Las Rozas. "No tengo que hacer ningún esfuerzo para ser embajadora de esta marca porque la he visto en mi casa toda la vida. Cuando mis padres hicieron la mudanza de Fráncfort a Huelva, para mi madre su lavadora alemana era su vida". Y eso Laura lo ha heredado... "Soy muy maruja. De poner lavadoras y además con cuidadito. A mí no me mezcles nada, cada cosa con su temperatura justa".

También se declara cocinillas. Aunque su paso por 'MasterChef Celebrity' fue breve, hoy presume de bordar el arroz con conejo y alcachofas, el guiso de garbanzos con carabineros o un solomillo al Pedro Ximénez a baja temperatura. "Cuando salí de casa no sabía ni freírme un huevo -admite- pero hoy una de las mejores terapias en mi vida es irme por la mañana al mercado con mi carro de la compra y tener horas para cocinar en casa con mi música. Eso es un regalo de la vida".

En su 'playlist' hay un hueco para los temas de su marido, el cantante David Ascanio. "Pero pequeño -ironiza- porque yo soy muy de flamenco". La pareja está a punto de celebrar 13 años de convivencia, el número favorito de la modelo. "David es mi socio laboral (en 'Bloomers & Bikini') y también sentimental. Es mi compañerito de viaje. Somos 'muuuuuuy' distintos. Hay momentos del año en los que puedo llegar a perder la calma con él, ja, ja, ja... Pero son pocos".

El secreto, según Laura, consiste en no querer cambiar al otro. "Mi Ascanio nunca va a ser una persona ordenada por mucho que yo lo pretenda. Pero es un artista y tiene muchas otras cualidades".

Tras una brillante carrera como modelo internacional, esta onubense afirma sentirse "mucho mejor a los 40 que a los 20". Hace cinco años decidió tomarse en serio el gimnasio. Hoy practica yoga, entrenamiento funcional y 'Ballet fit', un ejercicio postural muy exigente. "Creo que hasta he crecido de lo recta que voy", bromea desde la atalaya de su 1,80. La mente también se la ha trabajado. Lleva más de quince años yendo al psicólogo algo que considera "imprescindible" y explica que desde hace unos dos o tres ha llegado a "ese punto de equilibrio en el que, como dice Rafa Nadal, ni los triunfos me desbordan ni los fracasos me hunden. No es que esté feliz todo el rato, pero cada vez hay menos preocupaciones, menos enfados y menos altibajos".

Se inspira en su madre

Laura tiene como principal inspiración a su madre, que es quien le ha enseñado a vivir, a disfrutar y a darle la importancia justa a las cosas. "Ella siempre dice: ¿Hay salud? Pues entonces todo lo demás se soluciona. Y también me suele recomendar: Cariño, tú disfruta que los problemas ya vienen solos. Mi madre me ha enseñado a no esperar la felicidad sino a disfrutar de cada momento. Y es algo que intento inculcar a mi hija, que también es una disfrutona".

Su relación con Naia, fruto de su romance con Aitor Ocio, es actualmente muy fluida. "Ahora hay más flexibilidad. Ella ya es una adolescente, va a hacer 16 años en agosto y tenemos una comunicación maravillosa. El otro día tuvo un partido muy importante de fútbol. Cogí un avión, la vi jugar y me fui. Pocos días después volvimos a reunirnos. Por fin ha llegado la paz -dice en alusión a la batalla legal que mantuvo con Ocio por la custodia de su hija-. La paz siempre llega. Estoy en un momento buenísimo".

La modelo no se plantea ahora mismo tener más hijos. "No siento el instinto maternal que tuve a los veintitantos". Pero muchas de sus amigas están dando a luz... "Así que voy a ser una 'tita' súperdivertida porque me gustan mucho los bebés. Para ser madre tienes que tener muchas ganas y ahora mismo no entra en mis planes. Aunque, la verdad, -matiza Laura entre risas- en estos temas mejor nunca digas de esta agua no beberé".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión