Sociedad
Suscríbete por 1€

Vamos con tu futuro

En colaboración con

sociedad

Empresas aragonesas en el metaverso: “El reto es hibridar el mundo real y el virtual”

Los actores aragoneses en el universo digital interactivo coinciden en las infinitas posibilidades que ofrece este entorno.

La nave de la firma Imascono en su división B2metaverse
La nave de la firma Imascono en su división B2metaverse
HA

Aunque el término es cada vez más popular, hablar de metaverso sigue haciendo alzar las cejas a la mayor parte de la ciudadanía. En esencia, los metaversos son mundos virtuales en los que avatares individuales o corporativos interactúan en un esquema similar al de un videojuego para realizar actividades de ocio y diversión, trabajar, asistir a eventos virtuales, recibir formación o desarrollar proyectos que impliquen la unión de diferentes fuerzas. La firma Imascono, que cumplió recientemente diez años, es pionera en el terreno dentro de Aragón y figura en la punta de lanza nacional del sector, pero cada vez hay más actores en esta partida, incluyendo consultoras y asesoras como la Consultoría Legal Cripto, que acaba de estrenar oficina física e inaugurar igualmente su oficina virtual.

Juan Salgado es socio y fundador de Consultoría Legal Cripto, firma zaragozana que surge de Blockchain Aragón (dentro a su vez de Seico) y que se ha especializado en la fiscalidad del universo de las criptodivisas. “También asesoramos legalmente a nuevos proyectos con la regulación vigente en este contexto, en el que el metaverso juega un papel esencial. Esta realidad lleva ya un tiempo en marcha, concretamente desde el inicio de proyectos relativos a la red Ethereum en 2017, pero adquirió notoriedad global a raíz del anuncio de Facebook de construir su propio metaverso; se trata simplemente de la recreación del mundo actual con todos los entresijos palpables, incluyendo las transacciones económicas. La figura de los NFT, por ejemplo, se ha venido asociando principalmente al arte plástico digital, pero puede aplicarse a cualquier bien, desde alimentación a ropa, vehículos o bienes raíces”.

Juan Salgado, cofundador de Consultoría Legal Cripto en Zaragoza.
Juan Salgado, cofundador de Consultoría Legal Cripto en Zaragoza.
HA

Héctor Paz, cofundador de Imascono junto a Pedro Lozano, lleva una década adelantándose a la jugada con todo tipo de iniciativas interactivas: desde la famosa ofrenda de flores virtual del Pilar a la reciente creación del Hospital San Juan de Dios en web 3D. “Ayudamos a las empresas a trasladarse al metaverso: los mundos virtuales que se han ido creando conectarán a través de este concepto. Lo que hacemos a nivel formativo, de eventos y sobre todo de ‘showroom’ es que haya una interacción más inmersiva a través de la web 3D; al final, en estos entornos la interacción virtual es mucho más natural. Las experiencias multiusuario, y las analíticas que recogemos de cada uno de esos espacios, hacen que se convierta en un producto perfecto para hacer negocios”.

Punto de encuentro

El metaverso se transforma así en un foro alternativo, una suerte de ágora donde los jugadores, a través de sus respectivos avatares, se relacionan y plantean colaboraciones o negocios. “Es una plataforma colaborativa en la que surgen los trabajos en red, y se generan además nodos de conocimiento; quienes participan en ella acceden a un entorno en el que trabajadores y clientes interaccionan.

Imascono acaba de entrenar su división Business2Metaverse para abarcar estas cuestiones, y la estética y ética del videojuego sirven de vehículo y referente a la hora de evaluar su funcionamiento. “Al final estamos trasladando lo que funciona en el mundo real al mundo virtual de una forma ‘gamificada’, adaptando procesos y modos de comportamiento empresarial al mundo virtual. Es un compendio de técnicas, dinámicas y mecánicas de videojuegos aplicadas al mundo profesional en entornos interactivos como la web 3D, unas gafas de realidad virtual o aumentada… se trata de conseguir hibridar ambos mundos, el real y el virtual”.

Paz señala otras aplicaciones prácticas para los más escépticos acerca de este nuevo mundo. “El mundo virtual es perfecto además para complementar al real cuando surgen necesidades o situaciones que no pueden completarse de otro modo. Se rompen fronteras y barreras; el ejemplo claro es la covid y el confinamiento, nos comunicábamos desde casa por el ordenador, y hacerlo de una manera ‘gamificada’, más inmersiva, adquiriendo un protagonismo en cada proceso y metiéndote en él, lo hacía más realista. Ahora que tenemos la tecnología y se está desarrollando el modelo, esa hibridación de acciones es muy interesante como solución para operaciones empresariales cotidianas y otros tipos de interacciones”.

Estar desde el principio

Salgado apunta que la firma ha inaugurado su oficina en el metaverso OVR. “Hay varios metaversos en diferentes redes, como Sandbox o Decentraland; hemos elegido OVR porque tiene un menor coste. En Decentraland, por ejemplo, tu ‘land’ o asiento puede costar de 3.000 euros en adelante. ¿Qué ventajas tiene una oficina en el metaverso? Rompe fronteras, internacionaliza tu actividad. Firmas del calibre de JP Morgan o Goldman Sachs están abriendo oficinas en el metaverso donde se da servicio a su clientela. Obviamente, también hay una fuerte carga de márquetin en la iniciativa de estar ya en este mundo, pero cuando se convierta en algo cotidiano será un modo de ampliar las miras de tu negocio; el reto será facilitar la comprensión de estas nuevas realidades a toda la población”.

Hay un tema irresoluto a la hora de ‘tokenizar’ (dividir digitalmente el valor o utilidad de un bien o servicio en partes que sean transmisibles) bienes raíces en España; la legislación no está actualizada. “Hay pasos ineludibles a la hora de trabajar con bienes raíces, como el notario o el registro de la propiedad. Para poder llevar a ‘token’ un inmueble, esa estructura debería estar a su vez ‘tokenizada’. En nuestro país se están haciendo operaciones al respecto, pero lo que se ‘tokeniza’ es un préstamo participativo”.

Salgado aclara el concepto con un caso práctico en el mundo real. “Por ejemplo, un promotor de un bloque de viviendas al uso por un valor total de cinco millones de euros solicita el préstamo participativo, y todos aquellos que aporten a ese préstamo reciben también un ‘token’ a cambio del alquiler y un porcentaje sobre la plusvalía generada al vender el inmueble”. Esto colabora a democratizar las inversiones: puedes acceder al mercado inmobiliario con un desembolso pequeño, y así diversificar tu cartera”.

Salgado también aclara que el metaverso es una realidad aún incipiente. “Estamos en fase alpha con todo esto, aún no llega a beta, pero estar ahí desde el principio es y será una ventaja”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión