Sociedad
Suscríbete por 1€

Rocío Carrasco toma la decisión de dejar de hablar de su hija, Rocío Flores

La hija de la más grande ha anunciado que hay 48 documentos a través de los que se conocerá la opinión de su madre sobre Antonio David.

Rocío Carrasco en 'El programa de Ana Rosa'.
Rocío Carrasco en 'El programa de Ana Rosa'.
Telecinco

Con jersey fucsia, quizás como guiño de bienvenida, Joaquín Prat recibía a Rocío Carrasco en el plató que cada semana acoge a su hija, Rocío Flores, y que durante años fue su lugar de trabajo junto a María Teresa Campos. La hija de la más grande se sentaba en el sofá en el que apenas unos días antes su hija decía: "Si a mí algún día me da por contar mis vivencias, lo mismo España se cae". Durante la entrevista con el presentador del Programa de Ana Rosa, la hija de Pedro Carrasco ha hecho toda una declaración de intenciones sobre cuál será su actitud a partir de ahora respecto a su primogénita: "Vamos a dejarla a un lado".

Una de las principales críticas que Rocío Carrasco ha recibido desde que se emitiera la docuserie 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' ha sido que relatara el terrible episodio que vivió con su hija siendo esta adolescente y que terminó con una sentencia condenatoria para la menor por malos tratos hacia su madre. Al ser preguntada sobre este extremo, Rocío defendía que "solo he contado lo imprescindible". "Lo he contado con todo el dolor de mi corazón, pero era la única manera de contar los 20 años que he estado malviviendo, hundida, mermada", ha explicado, aunque ha reconocido que cada vez que lo recuerda y que se habla sobre ello en cualquier programa, "a ella le supone dolor y a mí me mata tener que vivir lo mismo", por lo que ha decidido dejar a un lado todo lo que tenga que ver con su hija para no seguir profundizando en el dolor.

En todo caso, tampoco ha dejado espacio a la reconciliación por el momento: "No estoy capacitada ni emocionalmente ni médicamente ni personalmente para dar pasos a continuación ni para responder a preguntas que se me hacen a diario ni las circunstancias son las adecuadas", aseguraba. "Si pudiera reescribir mi historia, mis hijos estarían ahora conmigo", decía emocionada tras reconocer que había cometido numerosos errores. El primero, haber cedido la custodia al padre de sus hijos al que sigue denominando "el ser".

Uno de los momentos más tensos de la participación de Rocío Carrasco en 'El programa de Ana Rosa' se vivió con la entrada de los colaboradores, concretamente, con la intervención de Alessandro Lecquio con quien ha tenido notorios encontronazos públicos. El italiano no dudaba en preguntarle sobre la falta de relación con su hijo David. "No lo consigo entender y más siendo un niño necesitado de afectos", puntualizaba. En ese momento, los ojos de Rocío se empañaban pero lograba sobreponerse para responder tajantemente: "El tema de mi hijo no lo voy a contar ahora. Ni lo voy a narrar. Es un tema que para mí es dolorosísimo y que cuando se tenga que ver, se verá".

Más allá de las valoraciones sobre las respuestas que sus intervenciones y confesiones televisivas están provocando en su "familia mediática", en sus hijos y en el entorno de estos, Rocío Carrasco adelantó lo que podrá verse en el próximo episodio de 'Montealto: Regreso a la casa'. Una de las habitaciones que quedan por abrir es la cocina y entre los objetos de esa estancia "apareció un baúl que ponía 'niña' y me he encontrado una carpeta con 48 documentos donde ella (Rocío Jurado) narra en primera persona lo que ha sufrido con 'el ser'", ha descrito. "Narra la vivencia de una forma muy fuerte", ha precisado. Tanto es así que según ha avanzado, se está preparando una pieza audiovisual con el contenido de esos documentos a través de la cual, "Rocío Jurado hablará", ha avanzado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión