Sociedad
Suscríbete por 1€

La última ropa de Amy Winehouse

Diez años después de su muerte, el vestido usado por la popular cantante en su último concierto se vende por más de 210.000 euros.

Amy Winehouse
Amy Winehouse
EFE

La empresa norteamericana Julien's ha celebrado este fin de semana una subasta con objetos personales y exclusivos de una de las cantantes más populares y mediáticas de principios del XXI, Amy Winehouse, justo cuando se cumplen diez años de su muerte. La artista falleció el 23 de julio de 2011, a los 27 años, tras una intoxicación etílica aguda. Su muerte fue la culminación de la batalla que libró contra el alcohol y las drogas.

En total, la colección, a la que han denominado 'Bienes de la vida y la carrera de Amy Winehouse', contaba con 800 piezas y objetos personales como tops, películas, libros y maquillaje, donados por los padres de la cantante, Mitch y Janis.

Pero toda la atención estaba puesta en el vestido que Amy lució en el concierto que celebró antes de su muerte. El 18 de junio de 2011 la cantante se subió por última vez a un escenario en la ciudad de Belgrado (Serbia), ante más de 20.000 personas que observaban con pena y resignación en qué se había convertido la vida de una de las estrellas más populares de la época. Para aquella actuación Amy lució un vestido verde y negro con estampado de bambú, largo por encima de las rodillas y tirantes anudados al cuello.

Finalmente, el vestido se vendió por más de 210.000 euros (243.200 dólares), 16 veces el valor que los expertos habían estimado en un principio.En conjunto, la venta de todas las piezas expuestas logró el doble de lo que tenía previsto, según Julien's, facturando casi 3,5 millones de euros.

Fines benéficos

La recaudación irá destinada íntegramente a la fundación Amy Winehouse, que apoya y ayuda a jóvenes vulnerables que luchan contra alguna adicción, tal y cómo han declarado los padres de la cantante. "Hay fanáticos, museos y coleccionistas alrededor del mundo que querrán poseer algunos de esos objetos, cuidarlos, mostrarlos, mantener vivo el legado y la memoria de Amy y, al mismo tiempo, ayudar a reunir dinero para la fundación", comentó antes de la subasta Martin Nolan, de Julien's.

La segunda pieza mejor valorada de la exposición fue una bolsa en forma de corazón que el diseñador Moschino confeccionó en exclusiva para Amy, y que ella utilizó en la ceremonia de los premios Brit en 2007.El exclusivo accesorio se vendió por 177.000 euros.

Con un estilo retro que convirtió a la cantante en un ícono de la moda, las ropas que Amy vistió durante sus actuaciones estuvieron muy cotizadas durante la subasta, alcanzando unos precios de entre 10.000 y 130.000 euros.

Amy llegó a la cumbre de su popularidad con su conmovedor álbum 'Back to Black', publicado en 2006, y que ahora es considerado como un clásico moderno. En él hablaba sobre su experiencia en la lucha contra la adicción a las drogas y al alcohol. Con él, fue nominada a seis premios Grammy de los que logró llevarse cinco.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión