Sociedad
Suscríbete

CORONAVIRUS

España se resiste por ahora a la sexta ola del coronavirus a pesar de los repuntes

Las últimas embestidas del virus se produjeron tras fuertes rebotes, algo que no está ocurriendo ahora.

Nueva jornada de vacunación frente al covid sin cita en Aragón.
Jornada de vacunación frente al covid en Aragón.
LUIS CORREAS

Las estadísticas están, en esta ocasión, a favor de España. Las tablas y los cálculos del Centro de Coordinación y Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) son machacones: no hay indicios de que el país, al menos por el momento, se encuentre a las puertas de una nueva ola a pesar de que la caída de los contagios, según los últimos datos consolidados del Ministerio Sanidad, tocó suelo oficialmente el pasado 10 de octubre, cuando se computaron solo 519 positivos diarios. Esos mismos datos son los que confirman que la incidencia acumulada (IA) nacional a 14 días también tocó mínimos con 40,52 casos cada 100.000 habitantes el pasado jueves 14 de octubre.

Pero esas gráficas también son las que están insuflando tranquilidad y optimismo a los expertos del CCAES porque esas curvas llevan días avalando que lo que está ocurriendo en la actualidad no se produjo en las anteriores olas comparables, o sea, la tercera, la cuarta y la quinta (en las que no hubo un confinamiento tan extremo con el de la primavera de 2020, que retrasó la llegada de la segunda andanada).

En esas tres oleadas de referencia -revelan los modelos y estadísticas- la llegada al suelo de la curva estuvo inmediatamente seguida de un "fuerte rebote" en forma de V pura, ni siquiera una U. Sin valle. Un repunte casi vertical que ha hecho que por tres veces España en su conjunto (aunque el patrón se repite en la práctica totalidad de los territorios) pasará del suelo pandémico a la siguiente cumbre siempre en un plazo de entre cinco y seis semanas.

Ese modelo se inauguró en la tercera ola. Tras tocar fondo la segunda el 6 de diciembre de 2020 con 4.926 infecciones, los contagios se dispararon sin que mediara ningún momento de transición hasta llegar a la cima infectiva en solo 40 días, el 15 de enero de 2021, con 39.325 casos diarios consolidados, el máximo oficial de toda la pandemia en España.

44 días transcurrieron entre el suelo de la tercera ola (el 7 de marzo de 2021 con 3.608 positivos diarios) hasta la cumbre de la cuarta andanada, el 20 de abril de este año, cuando la pandemia holló la curva con 9.873 casos.

Y ese patrón del 'rebote inmediato' se reprodujo de manera casi idéntica a las anteriores olas en la quinta. El suelo de la cuarta oleada (13 de junio de 2020, con 2.523 positivos) tuvo lugar 37 días exactos antes del pico de la quinta oleada, el 20 de julio con 32.454 positivos en una sola jornada.

Efecto vacunal

Pero eso modelo pandémico que se reprodujo casi al milímetro durante el primer semestre de 2021 ha dejado de ser ley a partir de este verano, probablemente gracias al efecto de las vacunas. Con casi el 90% de la población mayor de 12 años inoculada, en la veintena de días trascurridos desde que la quinta ola tocó su suelo no ha habido ningún rebote. "Ni siquiera repunte como tal", remachan en el CCAES. En notificaciones 'instantáneas' diarias (el recuento no asentado que publica cada jornada Sanidad) los contagios llevan todo el mes de octubre dibujando dientes de sierra de tendencia incierta, moviéndose en una horquilla entre los 1.800 y 2.600 infectados diarios.

Lo mismo está ocurriendo con la incidencia acumulada. Desde que la IA toca suelo en la quinta ola el 14 de octubre con esos referidos 40,52 casos, apenas ha aumentado nueve puntos en una quincena. Frente a este leve incremento, otras olas, como ocurrió con la tercera, la desatada tras Navidad, llegaron a incrementos diarios cercanos a los 60 puntos.

Pero no solo las gráficas hacen respirar aliviado al equipo de Fernando Simón. El indicador que mejor anticipa tendencias también confirma que el espectro de la sexta ola no está cerca de aparecer. La IA a 7 días tampoco se dispara. Es más, el índice lleva jornadas moviéndose arriba y abajo indistintamente. Y lo que es mejor: desde el miércoles de la pasada semana la IA a 7 jornadas ha vuelto a situarse por debajo de la mitad de la incidencia a dos semanas, lo que auguraría un retroceso en la transmisión en los próximos días. Un pronóstico que alejaría todavía más el fantasma de una sexta ola de envergadura similar a las anteriores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión