Sociedad
Suscríbete

La televisiva 'coach' bilbilitana Cristina Soria: "Hay famosos que mienten muy bien"

La zaragozana de 46 años se está haciendo famosa por sus intervenciones como 'coach' en el 'Deluxe' y en 'Sálvame'.

La aragonesa Cristina Soria fue periodista del corazón antes de ejercer de 'coach'
La aragonesa Cristina Soria fue periodista del corazón antes de ejercer de 'coach'
HA

"Un despertador". Así define Cristina Soria 'Renuévate', su séptimo libro. Esta zaragozana de 46 años se está haciendo famosa por sus intervenciones como 'coach' en el 'Deluxe' y en 'Sálvame', donde hace unos días asesoró en directo a Jorge Javier sobre cómo encontrar pareja... Soria está convencida de que muchos de los propósitos que nos marcamos durante el confinamiento se nos han olvidado con la vuelta a la rutina. «Hay que retomar eso que nos prometimos y también ser conscientes de que tenemos que estar más entrenados emocionalmente para afrontar los nuevos cambios e incertidumbres, sobre todo ahora que sabemos que la vida nos puede dar un vuelco de un día para otro».

En lo de hacerse promesas ella no es una excepción. «Me prometí no volver a decir a los amigos eso de 'tenemos que quedar' y que luego pase mucho tiempo sin verlos. Sin embargo, en una ciudad como Madrid y con veinte mil compromisos diarios me está resultando difícil cumplirlo». Su otra promesa, la de visitar más a menudo a su familia, residente en Zaragoza, sí la está poniendo en práctica. La tercera tiene que ver con la asertividad. «Muchas veces dejas pasar las cosas, no le dices al otro que te ha hecho daño. Pero yo ahora me he propuesto ser más asertiva».

Y como el movimiento se demuestra andando, lo primero que hizo fue escribirle a una persona que la había decepcionado. En ese momento Soria empezaba a redactar el capítulo del libro que explica cómo entablar relaciones sanas... «De pronto me di cuenta de que no podía hablar de ello sin resolver antes mi propio conflicto personal». Y se dirigió a esa persona (no da nombres) para hacerle saber que estaba dolida y que necesitaba contárselo desde la calma. Aquello fue un adiós. «A mí cuando me tocan la lealtad hay poco más que hacer. Me di cuenta de que era una relación de amistad donde yo había dado mucho más de lo que había recibido». Quedó pendiente una conversación, pero nunca se produjo. «Y no pasa nada -zanja la 'coach'-, en esto de la amistad he hecho limpieza, no necesito veinte mil amigos».

Esta experta en interpretar los gestos de los famosos reconoce que «hay gente que miente muy bien». La mentira, según dice, es muy difícil de detectar, sobre todo cuando el mentiroso es un manipulador. «Yo alguna vez he sido testigo de cómo una persona mentía en una situación concreta y al finalizar le he dicho: oye, lo has hecho de manual». Cuesta imaginarse a una experta en inteligencia emocional en un programa tan desquiciado como 'Sálvame', pero Soria parece haber encontrado en él una mina... «He conocido a personas que han ido modificando su ímpetu y a otras que no. Ahí se ven muy claros los patrones educacionales, el entorno en el que has vivido o las experiencias pasadas, pero puedo asegurar que en ese plató todo es de verdad, dicen lo que les sale de dentro».

Críticas por ser la 'mujer de'

Madre de dos hijos, Cristina Soria está casada con Alberto Díaz Cabezón, uno de los directores de La Fábrica de la Tele, la productora de 'Sálvame', y no se ha librado del sambenito de enchufada. «Me aburre tanto. -replica-. Creo que nadie te mantiene en un medio si no vales. Y menos en la televisión, donde el minuto es de oro. Yo podría ser la mismísima hija del director general que, si por contenido no funcionara, no me iban a mantener ni un minuto. Eso de que soy 'mujer de' es la crítica más facilona y analfabeta. ¿Se ha criticado a algún señor en la tele por ser el 'marido de'?».

Nacida en Calatayud, el pueblo de su familia, Cristina creció en Zaragoza. «Fui una niña muy abierta, imaginativa, familiar y charlatana. Me pasaba la vida castigada por hablar en clase. También era muy espontánea y esa parte no la he perdido. A veces me digo: Jo, Cristinita, te podías controlar un poco más, ja, ja, ja.».

Antes de reciclarse como 'coach', esta licenciada en periodismo trabajó varios años en el departamento de comunicación de una multinacional de la construcción e incluso ejerció como reportera del corazón, donde le tocó lidiar con el hijo de Ana Obregón, por entonces un crío muy rebelde con los paparazzi. Hoy, Aless Lequio, fallecido recientemente de cáncer, es para Soria «un ejemplo de lucha, entereza, optimismo y positividad».

Lo que no le gustaría a Cristina Soria ahora mismo es estar en la piel de Alec Baldwin. Ni siquiera desearía ser su 'coach'. «Lo que necesita él es un psicólogo del duelo. Ha roto la vida de otra persona, pero también la suya. El duelo hay que trabajarlo y tiene que ir de la mano de un experto. Lo primero que pensé al conocer la noticia fue que a este hombre hay que cuidarlo. Sobre todo para que, ante una situación tan extrema como esta, no recaiga en viejos hábitos que ya había superado».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión