Sociedad
Suscríbete

Sesenta pares de zapatos recuerdan a las personas sin hogar fallecidas este año en Barcelona

El calzado, acompañado de placas con los nombres de los 59 hombres y 10 mujeres que han perdido la vida en las calles de la ciudad o en centros de acogida, quieren visibilizar a ciudadanos que "han vivido una media de 27 años menos que los demás habitantes".

La fundación Arrels y otras asociaciones de atención a personas sin hogar, durante la concentración.
La fundación Arrels y otras asociaciones de atención a personas sin hogar, durante la concentración.
Quique García/EFE

Más de 60 pares de zapatos, colocados en la plaza de la Catedral de Barcelona, han servido para recordar a las personas sin hogar fallecidas este año en Barcelona, en un acto organizado por la Fundación Arrels con la colaboración de otras entidades y recursos de la ciudad.

Los zapatos, acompañados de placas con los nombres de los 59 hombres y 10 mujeres que han perdido la vida en las calles de Barcelona o en centros de acogida, quieren visibilizar a ciudadanos que "han vivido una media de 27 años menos que los demás habitantes de Barcelona".

Según han explicado desde la Fundación Arrels, la más joven de las víctimas se llamaba Amine y murió a causa del frío mientras pasaba la noche al raso con solo 28 años.

"Entre esos zapatos, se ha dejado un espacio para todas aquellas personas que no hemos conocido, pero que sabemos que nos han dejado viviendo en la calle", ha explicado el educador social de la Fundació Arrels Txema Anguera.

Alrededor de los zapatos se han pintado 1.064 "pisadas del olvido" que representan a las personas en situación de sin hogar que viven en la calle actualmente.

El acto ha comenzado con el canto del coro de góspel "Lloc de la Dona" y ha reunido un numeroso grupo de personas ante la Catedral de Barcelona.

"Creemos que es inadmisible que, en Barcelona, en pleno siglo XXI, tengamos que llenar esta plaza con estos zapatos y reivindicaciones", ha expresado Anguera, visiblemente emocionado.

Mientras un grupo de músicos del Liceu interpretaban "Imagine", de John Lennon, miembros de las entidades han recitado el nombre de cada una de las personas que han perdido la vida en la calle, y otros compañeros colocaban una rosa blanca para recordarles.

Después de un emotivo minuto de silencio en su memoria, se han acercado al micrófono distintos colaboradores que conocían a las víctimas para dedicarles unas palabras.

A continuación, se ha dado lectura al manifiesto de Arrels, escrito junto con las 18 entidades colaboradoras, donde han reivindicado "el derecho a no morir en soledad, al recuerdo, a la vida y a tener un hogar".

El acto ha terminado con la interpretación de Lloc de la Dona de la canción "Hallelujah", con la "esperanza" de no tener que volver a reunirse "para recordar más personas fallecidas en las calles de Barcelona".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión