Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Entrevista

Joana Magalhães: "Participar en congresos es importante para crear comunidad"

Nació en Espinho (Portugal) en 1982. Doctora en Bioquímica y Biología Molecular, es investigadora y gestora en la empresa Science for Change.

Joana Magalhães, la semana pasada en Etopia, tras el encuentro ‘Identidades comunes’.
Joana Magalhães, la semana pasada en Etopia, tras el encuentro ‘Identidades comunes’.
Francisco Jiménez

De nuevo de congreso, pero no virtual, sino en persona.

He venido a Zaragoza para el que ha sido mi primer congreso presencial en mucho tiempo. El anterior fue en Australia en el 2019. Estaba acostumbrada a ir a dos o tres congresos internacionales al año y dejar de hacerlo ha sido un cambio. Creo que hoy se notaba que, para muchos, venir ha sido emocionante. Para explicarlo, me sale una palabra en gallego: es una sensación de 'acougo’, de sentirte acogida en una comunidad.

¿Hay hambre de presencialidad?

Es importante participar en este tipo de eventos no solo para conocer el trabajo que hace la gente, sino para crear relaciones, para crear comunidad. Estos lugares son confluencias de ideas, se crean espacios comunes. Hay gente con la que llevaba meses trabajando en equipo y que he podido desvirtualizar.

"La comunidad artística se ha adaptado al ambiente virtual mucho más rápidamente que la comunidad científica"

¿Aún teletrabaja?

Mi empresa está toda en teletrabajo y yo soy mucho de estar con la gente, en sitios diferentes, de beber de diferentes disciplinas, necesito acudir a los espacios. Pese a que se supone que la ciencia es un área muy colaborativa, para mí ha sido una sorpresa ver que la comunidad artística se ha adaptado al ambiente virtual mucho más rápidamente que la comunidad científica. Ellos dominan las plataformas participativas, mientras a nosotros nos falta dar el salto a utilizar más herramientas de disciplinas como el arte.

¿Está cansada de lo ‘online’?

Estoy cansada de estar en casa. Lo comentábamos en este encuentro, en lo ‘online’, como estás a un clic de distancia de una reunión, ni te levantas. Hacer convivir tu vida personal y profesional dentro del mismo espacio a mí me cuesta. Estoy con sed de exterior.

¿Cree que las dinámicas de trabajo de los proyectos europeos, con tantos viajes y reuniones, van a cambiar para siempre?

Ya están cambiando. Siempre intento ver los aspectos positivos y, aunque parezca contradictorio, encontrarse de forma virtual da también la posibilidad de estar más conectados con las personas. Hace poco tuve una reunión en la que éramos todas mujeres y, de vez en cuando, venía el hijo de una o de otra. Era algo tan familiar que marcaba mucho la sororidad entre nosotras, porque lo entendías de forma natural. Me pareció incluso bello tener la oportunidad de compartir esos espacios, algo que muchas veces no ocurre en el propio ambiente académico.

Lo ‘online’ tiene sus beneficios...

Coordino el proyecto Newsera, que estudia formas de mejorar las estrategias de comunicación de los proyectos de ciencia ciudadana, y teníamos previsto hacer unos laboratorios físicos, eligiendo cuatro proyectos piloto. El pasar todo a ‘online’ ha permitido ampliarlo a 39 proyectos en España, Portugal e Italia. Es decir, con este cambio al virtual podemos llegar a más. También me parece fantástico acabar con una de las cosas más aberrantes: el coste de las inscripciones de muchos congresos hace que personas de muchos países o estudiantes de doctorado que no tienen becas no se puedan permitir asistir. Al ser virtuales, muchos han pasado a gratuitos o tienen un coste bajo. Por ello, también ha aumentado la asistencia de personas de otras disciplinas que si fuera evento físico, no acudirían.

"El futuro de la ciencia debe pasar por la ciencia ciudadana"

Ha participado en el I Encuentro Nacional de Ciencia Ciudadana, Ciencias Sociales y Humanidades. ¿La ciencia ciudadana cambia la imagen de la ciencia?

Hace de la ciencia algo más abierto y participativo. Especialmente en los proyectos que generan una investigación que responde a una necesidad detectada por la ciudadanía. Cuando la gente se identifica con esa necesidad real y ve que puede participar con instituciones que normalmente no tienen las puertas abiertas a los legos, se genera más confianza, porque trabajas con el de al lado, de una forma horizontal, y se reconoce tu opinión. El futuro de la ciencia debe pasar por la ciencia ciudadana.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión