Sociedad
Suscríbete

moda

Camisas hawaianas con impronta gallega

Una nueva firma teje con el hilo de las tradiciones galaicas el colorido de las celebraciones del océano Pacífico.

Una de las imágenes promocionales de la marca.
Una de las imágenes promocionales de la marca.
Heraldo

Varios años han pasado desde que un naturalista hawaiano se desplazase a Galicia en busca de un remedio para eliminar una plaga de toxos (arbustos predominantes en suelo gallego), que sufría en esos momentos Hawái, donde se convirtió en una especie invasora. Ese hombre fue entrevistado por un periodista que le contó la curiosa historia a su sobrino, Alberto Luca de Tena, que encontró en esta planta la inspiración para uno de los diseños de Galoha, una firma de camisas unisex.

El espíritu emprendedor del emigrante gallego estaba en Alberto, un ingeniero vigués inventor del sistema de hidratación de la maratón de Rotterdam y de los cursos de liderazgo y gestión deportiva de la Federación Internacional de Rugby. Durante sus múltiples viajes observó las diferentes camisas que usaban los locales, de las que tomó la idea de los patrones, en especial de las populares hawaianas, sobre los que decidió estampar motivos de la naturaleza, cultura y tradición marinera gallega.

Bajo el lema de 'Celebra El Encuentro', la marca se presenta como una apuesta vitalista de emprender, salir al encuentro, encontrarse y mezclarse como una manera de entender la vida. Queda patente la confluencia entre las rías gallegas y la camisa kariyushi, de la japonesa Okinawa. La flora del norte de España aparece mezclada con la camisa vacay de Estados Unidos. Y hasta la camisa elei de Samoa hace buenas migas con las conservas de pescado, el primer sector industrial de la historia de Galicia.

La primera colección cuenta con cinco diseños -Batea, Dorna, Terra, Xouba y Toxo- que tienen una edición limitada de 1.000 unidades por cada modelo. Están fabricadas íntegramente en España, entre Alicante y Granada, donde se confeccionan en algodón 100% orgánico y con botones de madera. Una calidad que en poco tiempo ha enamorado a clientes tanto de dentro como de fuera del territorio nacional. «Nos han comprado desde Argentina, Uruguay, Estados Unidos, Canadá, Portugal, Francia, Países Bajos y México», cuenta Luca de Tena, que precisamente en el país azteca fue jugador internacional de rugby. De aquellos tiempos mantiene grandes compañeros que han posado como modelos de sus primeros diseños junto con una surfista y un 'skater' malagueños.

Ropa que cuenta

Alberto no está solo en esta aventura. Suya fue la idea, pero el impulso vino de Helena Espinar, una economista granadina con la que ha conseguido dar forma a su proyecto. «Casi como artesanos, nosotros nos encargamos de todo, desde la estrategia, a la labor diaria de producir y gestionar el contenido de redes sociales o preparar los envíos...», cuenta Luca de Tena, que comenta que «uno de los puntos que está gustando más a la gente es que son piezas con historia, camisas que tienen algo que contar». Son más que una nueva apuesta estilística. Son también una forma de mostrar, honrar, ver y disfrutar la riqueza y la belleza de Galicia desde un nuevo ángulo.

Una identidad muy marcada para piezas versátiles, en colores vivos y precios ajustados que ya han llevado a esta pareja a plantearse, «a partir del estampado y el patrón de las camisas, bañadores y toalla», explican ambos, como complementos a sus piezas estrellas: sus divertidas camisas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión