Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

María José Campanario ejerce de dentista en La Muela

La mujer de Jesulín de Ubrique está realizando una sustitución en la clínica de Elena Tejero, compañera de estudios, desde hace dos semanas. Cuando acaba su jornada, se desplaza a Zaragoza, donde está residiendo.

María José Campanario en imagen de archivo.
María José Campanario en imagen de archivo.
Pedro Etura

María José Campanario trabaja en La Muela y la localidad zaragozana anda revolucionada. Poco han tardado las cámaras de televisión en rondar por sus calles después de que el programa de Telecinco ‘Sálvame’ diera este miércoles por la tarde la noticia: que la mujer de Jesulín de Ubrique lleva quince días ejerciendo de odontóloga en la clínica de una amiga, Elena Tejero, con la que al parecer compartió estudios.

Al parecer, se trata de una sustitución porque tiene de baja a una de sus ayudantes, y Campanario llevaría trabajando allí un par de semanas, aunque al finalizar su jornada se desplaza hasta Zaragoza, donde estaría residiendo. Belén Esteban, la expareja del torero, se ha mostrado bastante indiferente con la noticia dada en el programa en el que es colaboradora. “Me da igual dónde trabaja, como si se va a Las Bahamas a poner empastes”.

Ya hace unos días, la revista ‘Lecturas’ se hacía eco de una pullita de Belén en el mismo programa televisivo cuando se enteró en directo del nuevo trabajo de su “archienemiga”. Su compañero Kiko Hernández le comentó que Campanario había empezado a trabajar “en un pueblecito de Zaragoza de menos de 6.000 habitantes”, a lo que Esteban, sin pensárselo dos veces, contestó con mucha ironía: “Ah, está muy bien eso de trabajar”. “Estará muy entretenida. Yo me alegro, si está trabajando me alegro mucho”. Y cuando sus compañeros de ‘Sálvame’ le dejaron caer que las visitas de Jesús Janeiro a su esposa en Zaragoza serán complicadas por la mala combinación desde Cádiz, Belén remató: “Si no sube a Madrid, ¿va a ir a Zaragoza?”.

María José Campanario y el sueño de estudiar odontología

Cuando conoció a Jesulín de Ubrique, María José Campanario ejercía como técnico de laboratorio de Anatomía Patológica en Castellón. Pasados los años, y ya madre de dos niños, decidió que quería ampliar su formación y en el año 2010 se matriculó en la Universidad Europea de Madrid para estudiar odontología. Pero en julio de 2011 fue condenada por un delito de estafa en grado de tentativa y por falsedad documental dentro de la ‘Operación Karlos’, y el centro de estudios universitarios le negó poder continuar la carrera.

Entonces se matriculó en una universidad privada en Barcelona, donde tuvo una estancia fugaz porque estaba lejos de su familia, pero en 2012 decidió matricularse en la ciudad portuguesa de Oporto para así ver su sueño hecho realidad de una vez por todas. En 2015 recibió su título.

Una vez obtenida la licenciatura, Campanario continuó ampliando currículum realizando un máster. Su primer trabajo como odontóloga fue de dos días por semana en una clínica dental de Sevilla.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión