Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Chinches: un indeseado y persistente 'souvenir'

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental recuerda que los alojamientos y las empresas hoteleras deben cumplir las medidas sanitarias y asegurar la higiene y mantenimiento de sus instalaciones.

Chinche sobre una cubierta
Chinche sobre una cubierta

Tras casi año y medio de pandemia, volvemos a tener la oportunidad de viajar, algo que está posibilitando el buen ritmo de vacunación contra la covid-19. Además, con el verano se espera un gran volumen de viajes, uso de transportes y desplazamientos de personas, principalmente por el territorio nacional.

Y del mismo modo que no debemos bajar la guardia con respecto al virus, tampoco debemos hacerlo frente a otra de las amenazas asociadas a la temporada estival: las chinches, un insecto parásito que anida en las camas y se alimenta de sangre humana, y cuya picadura genera molestias e, incluso, reacciones alérgicas diversas, insomnio o estrés.

El problema de las chinches no es solo las picaduras que nos podemos llevar del establecimiento hotelero al que vayamos; sino que, además, son unos magníficos polizones que pueden acompañarnos de vuelta al hogar y encontrar en los colchones un nuevo lugar donde anidar y proliferar.

“Las chinches no saltan ni vuelan, pero son insectos que se adhieren muy fácilmente a la ropa, los equipajes, los muebles u otros objetos”, señala Milagros Fernández de Lezeta, directora general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental, Anecpla. Esta es una de las razones principales por las que tenemos que estar alerta en esta época de verano, explica, ya que "los viajes, las estancias en apartamentos turísticos o los alojamientos en hoteles favorecen la expansión de esta especie, cuya proliferación se origina a partir, no tanto de la suciedad, sino del tránsito de personas y objetos”. 

Y advierte: “La euforia por volver a abrir nuestros establecimientos si somos empresarios, o por volver a movernos geográficamente si somos viajeros, no puede hacernos olvidar que, además de la covid-19, existen otras amenazas para la salud. Es importante mantener las medidas higiénico-sanitarias adecuadas, además de permanecer atentos y vigilantes para asegurarnos de que nadie se vuelva a casa con un pésimo recuerdo vacacional”.

Las chinches, pequeñas y molestas

Las chinches son pequeños insectos que miden alrededor de 6 milímetros de largo. Su picadura puede generar reacciones alérgicas en la zona, ansiedad y problemas para dormir. En cuanto al tratamiento de la picadura, se recomienda lavar la zona con agua y jabón y, en caso de un picor e irritación fuertes, aplicar una loción calmante. Si se percibe una reacción alérgica, se recomienda acudir al médico lo antes posible para su tratamiento.

“Una vez detectada su presencia”, advierte Fernández de Lezeta, “es muy importante evitar emplear insecticidas domésticos para su eliminación ya que, al basar su actividad en el repelente generan el efecto contrario al pretendido extendiendo la plaga a espacios cercanos y zonas colindantes. Para eliminar esta plaga de forma efectiva y definitiva, los encargados de abordar el problema deben ser servicios profesionales con los conocimientos específicos necesarios y que realizarán una aproximación más basada en la biología y el hábitat a la especie”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión