Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Instaciencia

Caballitos de mar, al mínimo detalle

Gracias a los cambios de iluminación, descubrimos partes de la anatomía de este delicado animal. 'La luz lo cambia todo' fue premiada en el certamen Fotciencia. 

‘La luz lo cambia todo’, imagen premiada en la categoría General del certamen Fotciencia 17
‘La luz lo cambia todo’, imagen premiada en la categoría General del certamen Fotciencia 17
Lucía Sánchez-Ruiloba y Miquel Planas Oliver

Probar distintos modos de iluminación desvela en esta imagen, premiada en la modalidad general de Fotciencia, diferentes aspectos de la morfología de este ejemplar de Hippocampus reidi: desde su estructura ósea hasta su hocico en forma de tubo. 

Fuer tomadas en el Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo (CSIC), donde Miquel Planas Oliver se dedica al estudio de la biología de diferentes especies de caballito de mar.

Entre las complejidades técnicas de la toma, Lucía Sánchez-Ruiloba, responsable del servicio de Microscopía, señala "eliminar la pigmentación y hacer transparente el caballito para poder visualizar su interior".

Debido a su compleja morfología, Sánchez-Ruiloba recuerda que "estábamos probando diferentes modos de iluminación y marcajes para adquirir imágenes de individuos en diferentes estadíos de desarrollo. Nos pareció muy ilustrativo hacer una composición de las diferentes imágenes obtenidas según modificábamos los parámetros de iluminación, ya que así se pueden ver diferentes detalles en cada uno de los individuos".

Mirándolas detenidamente, veremos que la primera (a la izquierda), tomada con luz incidente, muestra su morfología externa, en la que destacan los tres tipos de aletas, su cola prensil y los diferentes tonos de su piel, carente de escamas. 

En la siguiente, realizada con luz transmitida tras un proceso de despigmentación, transparentación y marcaje de la estructura ósea, apreciamos tres pequeñas manchas negras detrás del ojo. Se trata de los otolitos, gracias a los cuales los caballitos de mar mantienen el equilibrio y perciben la profundidad a la que se encuentran. 

La técnica del campo oscuro (tercera imagen) permite observar sus estructuras internas, como el tracto digestivo; y la de la fluorescencia (a la derecha), su tejido óseo. Así podemos ver el hocico en forma de tubo, que les permite succionar el alimento, y su esqueleto, formado por placas óseas.

Ciertamente, "en pocos sitios tienes la posibilidad de trabajar con caballitos de mar", señala. Y este delicado protagonista es una de las singularidades de la toma, titulada '‘La luz lo cambia todo’. Para que la imagen tuviera suficiente resolución en cada modo de iluminación, retrataron al individuo en varias imágenes "que montamos a posteriori".

A esta bioquímica, la microscopía le parece "un campo apasionante, en continuo desarrollo, que te permite estudiar y observar multitud de muestras y conocer detalles imposibles de obtener mediante otras técnicas".

En 2006, Miquel Planas Oliver inició la coordinación del primer proyecto centrado en el estudio de poblaciones salvajes y cría en cautividad de especies europeas de caballitos de mar (Hippocampus sp.), con el que se consiguieron por primera vez ejemplares obtenidos de apareamientos realizados en cautividad y el desarrollo de la primera técnica de de cultivo viable y reproducible de la especie Hippocampus guttulatus. Una investigación pionera en este campo. 

El certamen Fotciencia es una iniciativa de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que cuenta con la colaboración de la Fundación Jesús Serra.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Apúntate y recibe cada semana en tu correo la newsletter de Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión