Sociedad
Suscríbete por 1€

Los jets privados contaminan diez veces más que los aviones comerciales

El grupo ecologista Transporte y Medioambiente concluye que sus emisiones se han disparado un 31% en Europa en 15 años.

Un jet privado en el aeropuerto de Zaragoza
Un jet privado en el aeropuerto de Zaragoza
José Miguel Marco

Las emisiones de dióxido de carbono de los aviones privados en Europa aumentaron casi un tercio (31%) entre 2005 y 2019, según estima el grupo ecologista Transporte y Medioambiente.

En un informe titulado 'Jets privados: ¿pueden las grandes fortunas financiar una aviación libre de emisiones?', la organización concluye que esos aparatos contaminan 50 veces más que los trenes y contribuyen diez veces más que los aviones comerciales a la acumulación de carbono en la atmósfera.

El documento hace hincapié en que el uso de los aviones privados no cesó el pasado año, a pesar de la pandemia, mientras que los vuelos comerciales registraban caídas interanuales de cerca del 60 % en agosto de 2020.

Solo en julio de ese año, las ventas de vuelos privados se dispararon un 11,3 %, según los datos recogidos.

"Los supercontaminadores más ricos siguen volando como si la crisis climática no existiera", afirmó en un comunicado el director de Aviación de la organización ecologista, Andrew Murphy, que calificó el hecho de trasladarse en avión privado como una de las "peores cosas" que se pueden hacer por el medioambiente.

Según los datos mostrados por el informe, las emisiones de un jet privado en un viaje de cuatro horas equivalen "al total de emisiones de una persona media al año".

"Es urgente que los responsables políticos europeos empiecen a gravar los aviones privados que utilizan combustibles fósiles y que prohíban su uso en 2030. Los ingresos recaudados de las grandes fortunas podrían invertirse en tecnologías más ecológicas para promover una aviación libre de emisiones para todos", esgrimió Murphy.

Con esas tasas sobre la aviación privada, T&E calcula que se recaudarían cerca de 335 millones de euros, que podrían invertirse en "acelerar la descarbonización" del sector", dijo el director de Aviación.

Además, sugiere que los propietarios de los aviones privados -con un patrimonio de 1.300 millones de euros de media cada uno- podrían contribuir de manera determinante a la lucha contra la crisis climática.

El estudio muestra que Reino Unido y Francia son la mayor fuente de contaminación en este ámbito, pues solo estos dos países representan el 36 % de las emisiones de vuelos privados en Europa. Además, uno de cada diez vuelos que opera desde territorio galo es un avión privado que recorre menos de 500 kilómetros.

De acuerdo con Murphy, el mercado de los aviones privados "reúne las condiciones idóneas para contribuir a que la aviación viva su 'momento Tesla' y que los aviones de hidrógeno y eléctricos pasen a ser una realidad".

Para avanzar en la "descarbonización" del sector aéreo y mitigar el impacto climático de los aviones privados, el informe propone que para 2030 los únicos aviones autorizados para volar distancias cortas sean eléctricos o estén alimentados con hidrógeno verde

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión