Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Un año sin Aless Lecquio

Sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lecquio, trabajan para poner en marcha una fundación en su honor.

Alessandro Lequio y Ana Obregón, en una imagen de Instagram junto a su hijo Aless
Alessandro Lequio y Ana Obregón, en una imagen de Instagram junto a su hijo Aless
Instagram

A Aless Lecquio lo conocimos desde la cuna gracias a sus famosos padres, Ana Obregón y Alessandro Lecquio. Inolvidables son sus rabietas de niño con la prensa que les seguía a todas partes, dándole mordiscos a los micrófonos de los reporteros. Ese niño travieso e inquieto se convirtió en un joven entusiasta y trabajador que fue durante sus 27 años de vida el ojito derecho de su madre. Tanto es así que cuanto se trasladó a estudiar a Estados Unidos, la actriz y presentadora no dudó en cruzar el charco y mudarse también escudándose en motivos laborales.

Estudió la doble licenciatura en Filosofía y Ciencias Políticas y se dedicó al mundo de la empresa. Él mismo dejaba escrito en redes sociales, "qué es la empresa sin el estudio exhaustivo del cuadro de emociones, valores, principios y motivos que dictaminan los comportamientos de consumo del ser humano del siglo XXI. Todo está entrelazado y nada se limita". Puso en marcha diferentes proyectos con mayor o menor éxito a los que no dudó en prestar su imagen, desde empresas de marketing digital hasta venta de relojes y muebles. Aless Lecquio supo encontrar el equilibrio con los medios de comunicación a los que siempre atendía y para los que tenía palabras amables, incluso durante su enfermedad.

Desde su fallecimiento, tal día como hoy el año pasado, han sido continuas las muestras de amor de su madre en redes sociales. Tanto ella como el padre quedaron desolados por la pérdida de su hijo y ahora intentan reponerse emocionalmente mientras trabajan para poner en marcha una fundación que está en pleno proceso de recopilación de información y de fondos para seguir avanzando en lo que pretende ser un homenaje póstumo a Aless, a su compromiso y a su vitalidad.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión