Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

El 37% de las aves comunes en España está en una situación desfavorable

"Que más de un tercio se hallen en una situación desfavorable es una señal de alarma que debe activar políticas y actuaciones claras para atajar la crisis ecológica que sufrimos", afirma la directora de SEO/BirdLife.

Un charrán común sobrevuela el agua de la Marjal del Moro, en Valencia
Un charrán común sobrevuela el agua de la Marjal del Moro, en Valencia
Kai Försterling/EFE

Lo explica Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, con una sencillez aplastante: "Nos quedamos sin gorriones, golondrinas y codornices. Lo común está dejando de serlo y eso es lo alarmante". Ruiz decía estas palabras en la rueda de prensa en la que la organización que dirige no solo ha dado buena cuenta de la situación actual de las aves comunes en España sino también ha celebrado los 25 años de trabajo de campo e investigación de Sacre, el programa de Seguimiento de Aves Comunes Reproductoras en España.

Juan Carlos Moral, coordinador del área de ciencia ciudadana, ha sido el responsable de presentar los datos de un programa cuyo objetivo es obtener un indicador del estado de la biodiversidad mediante el estado de conservación de las aves. Los datos son preocupantes. De las más de cien especies analizadas (114, concretamente), el informe apunta a que un 37%, incluyendo especies tan conocidas como la perdiz o la golondrina común, está en un estado de conservación desfavorable, un 41% en estado favorable, un 19% se encuentra estable y un 3% presentan un incremento fuerte. Este extremo ofrece señales de impactos como el del cambio climático o las prácticas agrícolas insostenibles.

"Que más de un tercio de las aves comunes se hallen en una situación desfavorable es una señal de alarma que debe activar políticas y actuaciones claras para atajar la crisis ecológica que sufrimos, y de la que especies tan populares como el gorrión, la perdiz o el vencejo, Ave del Año 2021, nos vienen alertando desde hace demasiado tiempo", ha añadido la directora ejecutiva de la organización.

En cuanto a los ambientes y espacios en los que se mueven las aves, los datos señalan que en medios urbanos y forestales los indicadores muestran una tendencia positiva, con el crecimiento de las poblaciones de aves en su conjunto. En medios arbustivos, se presentan estables. "Sin embargo es muy preocupante lo que sucede en los medios agrícolas, donde el declive es continuado y aunque hay pequeñas recuperaciones, los declives siempre ganan a esos aumentos", apunta Moral.

De las 42 especies que SEO/BirdLife coloca en declive, cerca de 26 tienen declives muy importantes, con un porcentaje de descenso poblacional desde 1998 superior al 30%. Algunas de estas especies en declive están presentes en gran parte del territorio: alcaudón real, alondra común, calandria común, codorniz común, collalba gris, collalba rubia, curruca rabilarga, escribano cerillo, escribano montesino, golondrina común, grajilla occidental y perdiz roja. Según Moral, si se utilizaran los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, "tendrían que ser calificadas como el águila imperial o el buitre negro, especies muy emblemáticas de la península ibérica". 

Y aunque la preocupación es máxima con las especies de los entornos agrícolas, "hay especies en situación muy desfavorables como son el vencejo común, ligado a los medios urbanos". En este sentido, Moral ha querido dejar claro que pese a que en las ciudades el conjunto de especies crece, "los gorriones, los vencejos y los verdecillos, que han vivido siempre en nuestros parques, están en declives importantes, pese a que otras especies empiezan a colonizar estos espacios".

Sobre el declive de estas especies, cuenta Moral que no hay una sola causa concreta y que son varios factores. Entre ellos, está la presencia de las cotorras. "Son muy listas, agresivas y van en grupos, de tal forma que cuando hay comida ellas comen primero", apunta. El coordinador del área de ciencia ciudadana de SEO/BirdLife también ha hablado de las urracas como uno de los factores en la merma de gorriones y vencejos ya que se comen los huevos y los pollitos de los gorriones. Por otro lado, la contaminación y el hecho de que estas aves, que crían en huecos, se encuentren nueva arquitectura que favorece poco su crianza también afecta a su descenso. Además, "los gorriones necesitan a las personas, por eso en los pueblos que se han ido vaciando su presencia es menor".

En el caso del roquero rojo, un ave de alta montaña, está en declive por encima del 70%, lo que significa que está "en pelígro crítico". A este respecto, Moral ha señalado que posiblemente "el cambio climático esté originando esta situación", aunque tienen que hacer análisis y estudios más específicos.

En el caso del alcaudón real, ligado a los mosaicos agrícolas, "el declive es también altísimo, por encima del 50%, lo colocaría en peligro de extinción", al igual que la perdiz roja. ¿La razón? La falta de insectos debido al uso de herbicidas y de productos químicos en el campo. Las buenas noticias es que aves forestales como los trepadores azules, los carboneros y los petirrojos, se encuentran en una situación favorable.

Voluntarios

Cerca de 1.200 voluntarios que salen cada primavera a contar pájaros son los que anualmente aportan su trabajo de campo a Sacre. Se reparten, claro, de forma no tan homogénea como querría la organización porque la España vacía es un problema. "Es muy difícil conseguir participantes en sitios como Lérida, Extremadura, el norte de Andalucía, Galicia...".

Ana Carricondo, coordinadora de Programas de Conservación de SEO/BirdLife, ha explicado que los datos recopilados por Sacre sirven no solo para saber si hay que preocuparse por las especies sino también si "es necesario actuar con medidas en el terreno a través de políticas de conservación o sectoriales, según el tipo de hábitat, o poner sobre la mesa la realidad de cada especie a través de las herramientas legales para su conservación y una de ellas es que por lo menos se reconozca su estado mediante los listados de especies amenazadas que requieren atención a nivel estatal o regional". La organización ha solicitado recientemente meter al sisón y a la codorniz común en estos listados.

Por su parte, la directora ejecutiva de SEO/BirdLife ha pedido a las administraciones públicas "que mejoren sus sistemas de respuesta cuando programas como el Sacre encienden la luz roja".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión