Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Videoconferencia

El virólogo García Sastre da a la vacunación una importancia máxima en el control de la pandemia

El investigador español en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York habla de vacunas y tratamientos anticovid en una videoconferencia ofrecida por Fundación Ibercaja.

Adolfo García Sastre interviene hoy en el ciclo ‘Retos para el futuro’ de Fundación Ibercaja.
Adolfo García Sastre interviene hoy en el ciclo ‘Retos para el futuro’ de Fundación Ibercaja.

Adolfo García Sastre, jefe de Patógenos Emergentes en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York ha participado en el ciclo ‘Retos para el futuro’ de Fundación Ibercaja para acercar al público qué tratamientos y vacunas están en investigación o desarrollo, en un momento crucial para el control de la pandemia de coronavirus.

Mientras, en muy poco tiempo, hemos podido disponer de vacunas seguras y eficaces contra el SARS-CoV-2, no ha sido posible avanzar al mismo ritmo en la búsqueda de  tratamientos efectivos contra la covid-19. "Hemos tenido suerte de que este haya sido un virus susceptible a vacunación. En antivirales hay muchos compuestos que se tienen que probar y no sabes cuál va a funcionar -reconoce el catedrático de Medicina y Microbiología-. Hemos tenido suerte en vacunas, el virus es fácil de contener por vacunación, pero no en encontrar un medicamento que sea accesible a todo el mundo y que pueda acabar con la enfermedad".

Da a la vacunación una importancia máxima en el control de la pandemia y la vuelta a la normalidad: "Lo más importante es conseguir vacunar hasta adquirir la suficiente inmunidad para que se pare el número de hospitalizaciones"

Y aunque unas vacunas sean más eficaces que otras a la hora de disminuir la enfermedad, el concepto clave, el que nos permitirá recuperar la anhelada normalidad, es el de inmunidad poblacional.

García Sastre asegura que "la normalidad no se consigue con que yo me vacune, se consigue con que casi todo el mundo se vacune, independientemente de la vacuna que se use". Y considera que la inmunidad poblacional se va a lograr con cualquiera de estas vacunas, porque tienen la suficiente eficacia.

Respecto a las preocupaciones sobre posibles efectos secundarios asociados a la vacunación con Astrazeneca, en estos momentos no hay evidencias de que hayan sido causados por la vacuna. Y la proporción respecto al total de personas vacunadas es tan pequeña que "montarse en un avión supone mayor riesgo de sufrir un trombo que ponerse la vacuna de Astra Zeneca".

Mensajes importantes en un momento en que la población puede sentir el alivio de sentirse más protegida por haber recibido la vacuna, pero corre el riesgo de relajarse en exceso son "saber que la vacuna no es cien por cien efectiva: tienes muchísimas menos posibilidades de ser contagiado y también de contagiar a alguien, pero puede todavía suceder". Por lo que no se puede bajar la guardia. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión