Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

alimentación

Un estudio confirma la mayor presencia de mercurio en peces grandes y predadores

La concentración es alta en el atún rojo, el pez espada y los tiburones tintorera y marrajo, si bien la OCU recuerda que se pueden consumir siempre y cuando no sea con demasiada frecuencia. 

Informe de la OCU sobre la presencia de mercurio en el pescado.
Informe de la OCU sobre la presencia de mercurio en el pescado.
Heraldo.es

El consumo de pescado es esencial en una dieta equilibrada, aunque también constituye la mayor fuente de exposición al mercurio, un metal contaminante que se libera al medio ambiente a través de procesos naturales y está presenten en el suelo, el agua y la atmósfera. 

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) reafirma la clasificación de la Agencia de Seguridad Alimentaria (AESAN) sobre contenido de mercurio, en la que se enumeran las especies de pescado con más mercurio, y también las que tienen un contenido bajo. 

Por tanto, el análisis de OCU confirma los resultados ya conocidos: los pescados grandes y predadores acumulan más mercurio que los más pequeños. Y recuerda que, para prevenir riesgos, hay que procurar variar el tipo de pescado en los menús y dejar las especies más contaminadas solo para de vez en cuando.

En concreto, el informe de OCU ha realizado 100 análisis de pescados de los más consumidos habitualmente, en su mayoría frescos, pero también se han estudiado productos congelados y en lata. 

De los resultados se concluye que la mayoría de los productos analizados presentan niveles bajos de mercurio, y entre ellos destaca los moluscos bivalvos como mejillones y almejas, los cefalópodos como pulpos y calamares, los crustáceos como langostinos y especies de pescado como salmón y lenguado.

Sin embargo, la concentración es alta en el atún rojo, el pez espada y los tiburones tintorera y marrajo, todos ellos peces predadores, de gran tamaño y longevos. 

El nivel medio de mercurio es menor en los productos de acuicultura que en los de pesca. 

Pescado sí, pero con variedad

Desde la OCU se recuerda que el pescado es un alimento esencial en una dieta completa y equilibrada debido a las ventajas que aporta: energía, proteínas de alto valor biológico, nutrientes esenciales como el yodo, el selenio, el calcio y las vitaminas A y D, ácidos grasos omega 3 y pocos ácidos grasos saturados.

Por tanto, no debe eliminarse de la dieta, se trata tan solo de prevenir riesgos siguiendo una alimentación variada, combinando en los menús diferentes especies y consumiendo las especies más contaminadas solo de vez en cuando.

Raciones de pescado aconsejadas, según la población

Las recomendaciones de AESAN son un poco diferentes según el grupo de población a quien vayan dirigidas. Las más restrictivas son para los colectivos más vulnerables: mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y niños pequeños. Así, a las gestantes y los niños menores de 10 años se les recomienda que no coman las especies con alto contenido en mercurio, y que se limite su consumo a 120 gramos al mes a los niños de 10 a 14 años. Para la población general, se aconseja consumir entre 3 y 4 raciones a la semana de pesacado con alto contenido en mercurio, procurando alternar siempre especies de pescado blanco y azul.  

Respecto a las especies con contenido medio o bajo de mercurio, las mujeres embarazadas o en lactancia y los niños menores de 14 años pueden consumir 3 o 4 raciones a la semana, procurando siempre alternar especies de pescado blanco y azul. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión