Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

educación emocional para familias

Tarde de juegos en familia (II)

¿Te atreves a dejar volar tu imaginación y vivir una tarde única a través del juego con tus hijos? Continuamos con nuestras propuestas y orientaciones:

el juego es una gran herramienta de aprendizaje social,
El juego es una gran herramienta de aprendizaje social
Freepik

Sin duda el juego es una gran herramienta de aprendizaje social, lingüístico, cognitivo y motor, que está a nuestro alcance. Solo es cuestión de buscar un hueco para compartir esos ratitos en familia y volver, gracias a nuestros hijos e hijas, a esa infancia que tantos momentos bonitos nos ha regalado.

• El juego simbólico o de roles da pie al juego libre en el que los niños y niñas tienen un gran protagonismo y son capaces de poner en marcha sus capacidades de abstracción, imaginación, creatividad y su pensamiento divergente, que es el que nos permite tener diferentes perspectivas de una misma realidad o buscar diferentes soluciones a una situación concreta.

• A través del juego se crean vínculos afectivos tanto con iguales como con los adultos de referencia del entorno cercano, siendo un elemento muy importante durante el desarrollo del sentido de pertenencia a un grupo y de identidad en la infancia. Estos aspectos favorecen la cohesión social, la convivencia y el desarrollo emocional.

• Además, se generan recuerdos agradables en nuestra memoria de esas tardes de juego en la infancia, que harán que de mayores sean adultos que quieran seguir jugando y transmitiendo esos valores y vivencias personales a sus hijos e hijas.

• Es importante que en las situaciones de juego se transmitan valores como la tolerancia o el respeto a la diferencia, haciendo especial mención en este sentido tanto en las situaciones de juego como en la elección de los juguetes a la igualdad de género. Es decir, los juegos tienen una única finalidad que es la diversión, favorecer la convivencia y el respeto entre las personas, y no crear brechas y estereotipos sociales que nos separen de lo que nos une, que es el juego, el compartir y las risas.

• Desde el punto de vista de la neuroeducación se considera el juego como una necesidad de acción, imaginación y de experimentación para los niños y niñas, sobre todo en edades tempranas. Por eso, es importante ofrecerles diferentes modalidades de juego que estimulen distintas áreas de desarrollo y habilidades, como por ejemplo: juegos manipulativos, de movimiento, juegos de reglas y de preguntas, juegos de razonamiento y lógica, juego libre y de exploración…

Por: Ana Rojo de la Vega / Ester Motos Guerra. Maestras y psicopedagogas de la Asociación aragonesa de Psicopedagogía

Apúntate a la newsletter de Heraldo Escolar y recibe todos los jueves en tu correo experiencias en las aulas, educación emocional para familias, libros, ciencia, TICs, entrevistas y mucho, mucho más....

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión