Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Gazapos de cine

Y el Capitán América aprendió lo que es el metabolismo acelerado

¿Será el metabolismo? Buscando explicación bioquímica a los superpoderes de los ‘mejorados’ hermanos Maximoff: él es rápido; ella, rara.

Pietro y Wanda Maximoff, en un fotograma de ‘Vengadores: la era de Ultrón’ (Joss Wheddon, 2015).
Pietro y Wanda Maximoff, en un fotograma de ‘Vengadores: la era de Ultrón’ (Joss Wheddon, 2015).
Marvel Studios

Cuando Iron Man intenta crear un sistema de inteligencia artificial que proteja la Tierra lo que consigue es crear al supervillano Ultrón, al que los Vengadores tendrán que enfrentarse para salvar al mundo con la ayuda de los ‘mejorados’ hermanos Maximoff.

Busca el gazapo científico en el siguiente diálogo de la película ‘Vengadores: la era de Ultrón’ (Joss Wheddon, 2015).

El diálogo

-¿Qué sabemos de Stracker? –preguntó el Capitán América.
–Lo tiene la Otan.
–¿Y los ‘mejorados’?
–Wanda y Pietro Maximoff. Gemelos. Huérfanos a los 10 años cuando un obús derrumbó su casa. Sugonia ha tenido una historia muy dura. No tiene nada de especial pero comunica con todos los sitios especiales.
–¿Sus capacidades?
Él tiene el metabolismo acelerado y la homeostasis térmica mejorada. Lo de ella es la interconexión neuroeléctrica, la telequinesia y la manipulación mental.
Y a la vista de la cara de tonto que se le había quedado al Capi, la doctora se lo aclaró:
–Él es rápido y ella rara.

El gazapo

¿Es rápido por tener el metabolismo acelerado, por la homeostasis térmica mejorada, por la combinación de ambos factores, o existe una opción d) del tipo "no tenemos ni idea de por qué, pero el hecho es que es rápido"? Para averiguarlo habrá que metabolizar la respuesta, aunque ya anticipo que yo me inclinaría por la última opción.

Comencemos por aclarar qué es –o qué se entiende por– metabolismo. En resumen, el metabolismo es el conjunto de reacciones bioquímicas intermediadas o ejecutadas por las enzimas, que tienen lugar en el interior de las células de un organismo y que regulan el funcionamiento de las mismas. Un complejo, numerosísimo e interdependiente conjunto de reacciones que, a su vez se pueden clasificar o dividir en dos bloques o equipos: anabolismo y catabolismo.

El anabolismo o metabolismo constructivo es el conjunto de reacciones cuyo objeto es fabricar nuevos tejidos y almacenar reservas de energía para un futuro. Dichas reacciones son las responsables del mantenimiento y crecimiento de los tejidos –músculos y grasa–. En tanto que el catabolismo o metabolismo destructivo es el conjunto de reacciones mediante las cuales se produce la energía necesaria –a base de consumir las reservas de energía, pero también los tejidos cuando las anteriores se agotan– para llevar a cabo todas las funciones de la célula. Incluidas, claro está, las reacciones anabólicas.

Y ahora llegamos a la cuestión más peliaguda. Por metabolismo acelerado o hipermetabolismo se entiende una condición caracterizada por un incremento o aumento anómalo del metabolismo basal –es decir, la energía consumida por el organismo en reposo, simplemente por el hecho de mantenerse con vida y funcional–. Así pues, un metabolismo acelerado supone una prevalencia del catabolismo frente al anabolismo. O dicho de otro modo, un consumo excesivo de energía, que se despilfarra de forma ‘gratuita’ y que, por tanto, luego no está disponible para otras funciones como por ejemplo… moverse a gran velocidad. Vaya, lo que se entiende por ser muy rápido.

De hecho, los principales síntomas del hipermetabolismo son la pérdida de peso acusada, anemia, latidos irregulares y rápidos, insomnio, nerviosismo, irritabilidad y, lamentablemente a efectos del guión, fatiga y debilidad muscular –ahí tienes el despilfarro de energía–. Dos síntomas que, insisto, no casan bien con eso de ser muy rápido… salvo, claro está, que lo seas cansándote. Otro de los síntomas característicos del metabolismo acelerado es la sudoración excesiva. Aunque si dispones de homeostasis térmica mejorada es de suponer que al menos eso sí lo tendrás bajo control.

¿Será la homeostasis mejorada la explicación?

La homeostasis es el conjunto de sistemas o mecanismos del cuerpo para mantener las condiciones del medio interno estables o ‘constantes’, y no al albur de las condiciones externas, el ambiente o bruscos desequilibrios que se pueden producir por diversas causas –una diarrea, una bajada de azúcar…– y que alterarían el funcionamiento del sistema. En concreto, la homeostasis térmica o función termorreguladora remite a los mecanismos implicados en el mantenimiento de la temperatura corporal en un pequeño rango en torno a los 36-37ºC; independientemente de si el ambiente exterior es gélido o abrasador. Bien expulsando calor al exterior a través de la sudoración; bien quemando energía a fin de alimentar la estufa que mantenga ‘caliente’ el organismo. Desde este punto de vista, resulta igualmente difícil tragarse eso de que es rápido por la suma de semejantes ‘mejoras’, dado que ambos factores son, esencialmente, antagónicos. El metabolismo acelerado es un desajuste o desequilibrio y la homeostasis –aún más la mejorada–, los sistemas que intentan mantener estable y ajustado el organismo, incluidos sus procesos metabólicos.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Apúntate y recibe cada semana en tu correo la newsletter de Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios