Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Heraldo Joven

tecnología

¿Con qué herramientas pueden mantener una conversación una persona sorda y una oyente?

Ante el desconocimiento de una de las partes de la lengua de signos (LSE) o la posible ausencia de contar con intérpretes de lengua de signos (ILSE) particulares hay varias alternativas disponibles.

Existen varias herramientas para poder mantener una conversación.
Existen varias herramientas para poder mantener una conversación.
Pexels

El 25 de febrero se celebra el Día Internacional del Implante Coclear, con motivo del primero realizado con éxito en Europa, en 1957, llevado a cabo por los doctores franceses Eyre y Djourno. Estos dispositivos permiten a algunas personas con sordera profunda sustituir a las celulas ciliadas dañadas en su labor de enviar señales al cerebro.

Más allá de la posibilidad de contar con un implante de este tipo para mejorar personal y socialmente su relación con el entorno, existe la Lengua de signos (LSE), una lengua visual pensada para poder comunicarse sin necesidad de que el sistema auditivo entre en la ecuación. Este recurso comunicativo y social está muy extendido en la comunidad sorda, aunque ni todos la emplean, ni son los únicos que lo hacen.

En el entorno de la comunidad sorda hay una figura clave que actúa como intermediaria con la comunidad oyente: la intérprete de lengua de signos o ILSE. Su labor es transmitir la información de una lengua a otra. Para entender su labor hay que comprender que la LSE no es universal, sino que varía tal y como lo hacen los dialectos.

Más reciente es la figura de los mediadores comunicativos, cuya labor es servir de puente de comunicación en la lengua de signos. Por ejemplo, si una persona inmigrante de América del Sur, que habla español pero cuya  lengua de signos es diferente, acude a una oficina para obtener información porque tiene que presentar unos documentos para la nacionalidad en España, un mediador hará una adaptación y ampliación de información para que la usuaria pueda entenderlo.

Cuando estas posibilidades no están disponibles, y una persona sorda y una oyente quieren conversar, ¿qué opciones quedan?

Tres herramientas que podéis utilizar

SVISUAL. Es una plataforma de interpretación que permite, mediante videoconferencia, comunicarse entre sí a personas sordas o con discapacidad auditiva y a personas oyentes mediante un intérprete. Es una iniciativa de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) que cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio a través del Plan Avanza, el Ministerio de Educación, Políticas Sociales y Deporte, y de Telefónica. El servicio de atención de ILSE está disponible de forma gratuita para personas sordas o con discapacidad auditiva las 24 horas del día, incluidos fines de semana y festivos.

Servicio 010 del Ayuntamiento de Zaragoza. A través de la plataforma de vídeo-interpretación anterior, la institución zaragozana facilita la realización de consultas informativas tanto en lengua de signos, como por lectura labial o chat.

Aplicaciones de mensajería instantánea. Las más conocidas son Whatsapp o Telegram. Con ellas podréis chatear como lo hacéis habitualmente. También puedes aprovechar la sección de chat con la que cuentan aplicaciones como Facebook, Instagram o Twitter.

¡Únete a nuestra newsletter!

Apúntate a la newsletter de Heraldo Joven y recibe cada semana en tu correo recomendaciones de libros, series, acertijos... y otras propuestas que no te dejarán indiferente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión