Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Ciencia ciudadana

El buen hacer de la ciencia ciudadana

Más de 100 autores de 24 países han participado en el libro 'The Science of Citizen Science' que acaba de ver la luz.

La editorial Springer acaba de publicar 'The Science of Citizen Science'
La editorial Springer acaba de publicar 'The Science of Citizen Science'

El nuevo año nos ha traído un tesoro en forma de libro de más de 500 páginas, tanto para todos aquellos iniciados en la ciencia ciudadana como para los curiosos faltados de pistas sobre cómo adentrarse en su mundo. La editorial Springer ha publicado este mes de enero el casi enciclopédico libro 'The Science of Citizen Science' ('La ciencia de la ciencia ciudadana').  

Un libro de este calibre tiene escasos precedentes en el campo de la ciencia ciudadana. Desde nuestra primera reunión como equipo editorial hasta la publicación del libro, ha pasado año y medio. Más de 100 autores de 24 países, una docena y media de autores de catorce organizaciones a nivel estatal, han participado en la redacción y la revisión. El libro culmina cuatro años de reuniones y talleres en una red europea de centenares de investigadores que trabajan en el campo de la ciencia ciudadana (Acción Cost).

Los grupos de autores se fueron formando alrededor de los temas discutidos en la red europea. Generalmente, eran autores que no habían escrito nada juntos antes y, a veces, apenas habían interactuado. El libro ha brindado a los autores la oportunidad de reflexionar sobre las contribuciones sustantivas a la investigación y al valor añadido social de la ciencia ciudadana. La creación del propio libro ha resultado ser también un modo de continuar tejiendo redes de personas con afinidades similares y con la voluntad compartida de alargar y expandir las distintas vidas de la ciencia ciudadana.

Así pues, el libro puede verse como un viaje, que comparte y generosamente nos ofrece reflexiones a lo largo de unos 26 capítulos que cubren casi enciclopédicamente todos los aspectos de la ciencia ciudadana. El libro no se limita a reflejar una perspectiva teórica. Muestra ejemplos y les da contexto, ofrece apoyo práctico para implementar proyectos e identifica temas emergentes como podría ser la hibridación de la inteligencia artificial con la ciencia ciudadana.

La parte introductoria del libro debate la cuestión de la definición del término ciencia ciudadana. Concluye que, a diferentes actores, diferentes definiciones. La multitud de actores implicados en proyectos de ciencia ciudadana supone la convivencia de intereses y perspectivas diversas, de grupos de investigación académica, organizaciones de la sociedad civil, Administraciones públicas, agencias financiadoras o de los propios ciudadanos científicos. La sección introductoria también discute las diversas perspectivas y la riqueza de visiones ofrecidas desde los distintos países pertenecientes al tan heterogéneo continente europeo.

Una sección que cubre la contribución de la ciencia ciudadana en diversos campos y disciplinas científicas sucede a la introducción. La sección va más allá de las contribuciones en el campo de la ciencias naturales. Invita por ejemplo a acercarse a las ciencias sociales y a la humanidades cuando uno se imagina nuevos proyectos de ciencia ciudadana. Y acaba discutiendo los aspectos éticos y las metodologías de cocreación que cualquier proyecto debe considerar.

La segunda sección trata sobre las implicaciones sociales y los espacios de cooperación entre investigadores profesionales remunerados y voluntarios o entre investigadores y la educación escolar para citar solo dos ejemplos. Se admite, sería mentir negarlo, que existe un sesgo hacia participantes altamente educados pero a su vez hacen sugerencias sobre cómo se puede aumentar la inclusión y la diversidad en los proyectos de ciencia ciudadana. Las organizaciones de la sociedad civil juegan también un papel importante en este proceso y aventuro que tales organizaciones serán cada vez más y más necesarias para mantener una ciencia ciudadana sana y fuerte.

En la tercera sección, se presentan y discuten instrumentos aspectos prácticos. Esto incluye una descripción general de las diversas plataformas de ciencia ciudadana en Europa. Por último, pero no menos importante, se aborda la cuestión de cómo se puede evaluar la ciencia ciudadana, para los participantes, para la ciencia y para la sociedad en su conjunto.

El reconocimiento de la ciencia ciudadana está creciendo en relación a casi todos los campos de la ciencia, a las políticas basadas en ciencia, a la educación y a la sociedad en general. La ciencia ciudadana se está estableciendo como un campo de investigación y de práctica. Resultaba por lo tanto urgente aumentar los espacios para compartir conocimientos, estándares, vocabulario y pautas generales tal y como propone este libro. Las ambiciones son claras: queremos una ciencia ciudadana que llegue a la edad adulta de forma sana y robusta y aspiramos a que se mantenga hospitalaria y abierta, acogiendo perspectivas múltiples y diversas.

Referencia: 'The Science of Citizen Science'. Editores: Katrin Vohland, Anne Land-Zandstra, Luigi Ceccaroni, Rob Lemmens, Josep Perelló, Marisa Ponti, Roeland Samson, Katherin Wagenknecht. Springer.

Josep Perelló es líder y fundador del grupo de investigación OpenSystems de la Universitat de Barcelona. Pertenece al Universitat de Barcelona Institute of Complex Systems y lleva desarrollando proyectos de ciencia ciudadana desde 2012

Esta sección se realiza en colaboración con el Observatorio de la Ciencia Ciudadana en España, coordinado por la Fundación Ibercivis

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Apúntate y recibe cada semana en tu correo la newsletter de Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios