Despliega el menú
Sociedad

Análisis de tecnología

Roomba i7 Plus: un robot de limpieza realmente autónomo que se limpia solo

La nueva Roomba i7 Plus se limpia sola, pero la comodidad tiene un precio: 1.000 euros

Los que ya tengan un robot aspirador echándoles una mano con la limpieza doméstica saben que lo más incómodo es tener que ir comprobando si el depósito de porquería –que se llena más rápido de lo que parece– es¡tá hasta arriba de pelos, pelusas, polvo y otros desperdicios... Las máquinas más modernas tienen sensores que detectan la basura acumulada y avisan al usuario, pero aún así vaciar el compartimento resulta incómodo y puede volver a manchar nuestro hogar si no tenemos cuidado.

La compañía norteamericana iRobot busca reducir al máximo las veces que el usuario tendrá que vaciar y limpiar su robot aspirador, dotando a la base de carga de una bolsa –muy similar a las de las aspiradoras tradicionales– que recoge la porquería después de cada ciclo, hasta un total de 30, por lo que, si limpiamos nuestra casa todos los días con el nuevo Roomba i7 Plus, solo tendremos que cambiar la bolsa una vez al mes.

Por lo demás, el i7 Plus es un robot aspirador prémium al uso. En lugar de sensores láser como los que tienen los Roborock o Konga, las Roomba cuentan con una cámara para realizar el mapeo del hogar. Esto tiene ventajas e inconvenientes: la ausencia de una pequeña torre que albergue los sensores permite a la Roomba meterse por debajo de muebles más bajitos; sin embargo, al usar una cámara, el i7 Plus no es capaz de operar bien completamente a oscuras.

Tras un par de pasadas por nuestro hogar, la Roomba i7 Plus elabora un completo mapa de la casa, que divide de forma automática en diferentes estancias, cuyos límites el usuario puede ajustar, antes de darles nombre. Así, además de encargarle una limpieza completa, también se le puede indicar que solo aspire un cuarto determinado con la ‘app’.

La capacidad de aspiración de la Roomba i7 Plus es muy buena, aunque como en el caso de otros robots aspiradores, está más indicado para un mantenimiento del hogar que para una limpieza a fondo. Después de cada pasada podemos consultar en la aplicación el tiempo dedicado, el tamaño del área que ha aspirado e incluso si, gracias a sus sensores, ha detectado algún punto especialmente sucio.

La nueva Roomba i7 Plus está permanentemente conectada al wifi de casa por lo que se puede activar desde cualquier lugar y emite mensajes de alerta si encuentra algún problema. Además, habla el idioma de Alexa y Google Assistant, por lo que le podemos dar órdenes simplemente usando la voz a través de una amplia gama de comandos.

Los sensores son capaces de detectar obstáculos y escalones altos, pero para evitar pequeños desniveles o lugares con muchos cables el ‘pack’, que ronda los 1.000 euros, incluye una pared virtual con la que podemos indicar dónde no queremos que pase.

Etiquetas
Comentarios