Despliega el menú
Sociedad

heraldo escolar

'El amor no pincha', un cuento para trabajar la igualdad de género con los más pequeños

El segundo cuento de las maestras y escritoras aragonesas Ana Pallaruelo y Pilar Pera es una valiosa
herramienta para trabajar la igualdad de género y ha sido seleccionado por la Dirección General de Planificación y Equidad del Gobierno de Aragón como material coeducativo para trabajar en las aulas de la Comunidad. 

Las maestras y escritoras Ana Pallaruelo y Pilar Pera
Las maestras y escritoras Ana Pallaruelo y Pilar Pera
A.P.

Tras la publicación de ‘Sin Púas no hay erizo’, que narra la historia de un tierno erizo del que se burlan por su aspecto físico (sus púas), acaba de ver la luz ‘El amor no pincha’, el segundo trabajo de las maestras y escritoras aragonesas Ana Pallaruelo y Pilar Pera, que pertenece a su colección ‘Cuentos para amar, sentir y sanar’. ‘El amor no pincha’ "profundiza en el complejo mundo de las relaciones, a través de dos historias, cuyas tramas se van entretejiendo: la amistad de los erizos Púas y Mía y la relación interesada de la hiedra con el joven roble. Ambas relaciones nos hacen reflexionar sobre la diferencia entre amor y apego, así como en la importancia de querernos, respetarnos y saber poner límites para que nadie apague nuestra luz", apuntan las maestras. El libro es una valiosa herramienta para trabajar la igualdad y ha sido seleccionado por la Dirección General de Planificación y Equidad del Gobierno de Aragón como material coeducativo para trabajar la igualdad de género en todos los centros educativos de nuestra Comunidad.

El amor no duele

"‘El amor no pincha’ significa que el amor no duele –explican Ana Pallaruelo y Pilar Pera–. Nos parece imprescindible trabajar con los niños y niñas aspectos tan importantes como la empatía y sensibilidad, sin olvidar el respeto hacia uno mismo y hacia los demás. Por ello, es fundamental desarrollar la autoestima y enseñar a los niños a ser asertivos para que sepan poner límites, expresar lo que sienten y decir ‘no’ sin sentirse culpables, puesto que una persona que siente culpa es fácilmente manipulable".

Portada de el libro ‘El amor no pincha’
Portada de el libro ‘El amor no pincha’
A. P.

Con los cuentos para amar, sentir y sanar, las maestras pretenden acercar el mundo de las emociones y los árboles a los niños y jóvenes, "en un contexto especial y mágico en el que los animales, plantas e incluso el agua cobran vida". "Somos maestras –continúan–, nuestro amor por los niños y por el medio natural, junto al deseo de poner voz a los árboles, fue el motor que hizo que nos lanzásemos a la apasionante aventura de escribir cuentos". En ellos, sus "amados árboles y la naturaleza en sí misma, confluyen junto a las emociones y los valores en el río de la vida". "Los niños a los que se les han contado cuentos entienden el lenguaje simbólico, narrativo, melódico y metafórico. Sin este idioma se pierde la magia de la vida", destacan.

Y ese amor también fue el motor de arranque de ‘Enraizarte’ , su proyecto educativo y cultural a través del cual, mediante de talleres, "trabajamos con los niños la inteligencia emocional, valores y respeto a la naturaleza. Solo en la medida en que aprendamos a valorarnos y a respetarnos, podremos valorar y respetar aquello que nos rodea", señalan. Además de estos talleres, las maestras también organizan e imparten charlas y cuentacuentos, que "estimulan la creatividad y la imaginación de los niños, agudizan la memoria y mejoran la capacidad de atención y escucha".

Etiquetas
Comentarios