Despliega el menú
Sociedad

contraportada

Noelia Morán: "La Navidad este año genera más preocupación que ilusión"

La psicóloga y profesora de universidad colabora en un estudio del Consejo General de Psicología de España (COP) sobre malestar psicológico derivado de la covid-19.

Noelia Moran / 10-11-20 / Enrique Cidoncha[[[FOTOGRAFOS]]]
La psicóloga y profesora universitaria presenta esta semana las conclusiones del estudio. enrique cidoncha
Enrique Cidoncha

¿De qué manera afecta a nivel psicológico la covid?

Encontramos diferentes problemas en la sociedad relacionados sobre todo con la ansiedad y la depresión.

Con los continuos cambios en las restricciones es difícil saber a qué atenerse...

Suelen afectar generando una gran sensación de incertidumbre. La gente tiene la impresión de que no puede hacer planes y han perdido parte del control sobre su vida, condicionados por las medidas que las administraciones toman. Además, genera percepción de descontrol y nos hace sentirnos más nerviosos.

¿Sucede con frecuencia?

Sí, hay un porcentaje alto. A las personas que manifiestan síntomas les viene muy bien saber que no están solo, que no son los únicos.

¿Cuál es el objetivo de la campaña ‘Mente en el equilibrio’ que presentan en colaboración con el centro comercial Gran Casa?

Buscamos dos grandes objetivos. En primer lugar, dar información de cuáles son los síntomas psicológicos que se pueden presentar durante la pandemia. Estamos viviendo una situación insólita y es normal que aparezcan emociones que pueden ser mas o menos desagradables. En la mayor parte de las personas estos síntomas van a ser transitorias. Con pequeñas pautas, quienes los sufren van a estar mejor.

¿Y el segundo propósito?

Tiene que ver con qué hacer, qué estrategias utilizar y qué ejercicios se pueden poner en marcha para sentirse mejor a diario.

¿Qué recomienda en concreto?

Lo primero es tratar de normalizar la situación y generar rutinas. Probablemente los síntomas van a tender a desaparecer. Es importante hacer trabajo mental y físico, mantener relaciones sociales con personas con medidas de seguridad y buscar ratos para despejar la mente.

¿Y si una persona detecta que continuamente tiene pensamiento negativos?

Los pensamientos no son verdades absolutas, son interpretación de lo que nos ocurre. Hay que tratar de relativizarlos.

Póngame algún ejemplo.

Si noto que estoy nerviosa puedo hacer ejercicios de relajación, planificar actividades que sean gratificantes como ver una serie, leer, pasear o –con las precauciones debidas– quedar con alguna persona que hace mucho tiempo que no veo y con la que siempre me lo paso bien.

¿Quiénes son los más vulnerables en esta pandemia?

Las personas afectadas por el virus, especialmente si ha sido de gravedad. También son víctimas los familiares y los sanitarios.

¿Y los ancianos?

Muchos mayores viven en residencias y se ha visto que, en cuanto ha entrado el virus, las consecuencias han sido devastadoras. Están aislados y les pesa el no tener mucho contacto con los familiares.

Solo queda un mes para Navidad y todavía no se sabe si nos podremos juntar con la familia, ¿cómo se prepara la sociedad para esta fecha?

La Navidad este año puede generar incertidumbre y tristeza. El hecho de que igual no se puedan celebrar estas fechas, genera preocupación más que ilusión.

¿Cómo afectaría si finalmente se vetaran las reuniones?

Generaría tristeza, nostalgia y angustia, pero es importante que nos planteemos un mensaje positivo. Las personas tenemos una enorme capacidad de adaptación. Necesitamos entender que puede ser una Navidad atípica pero tenemos que buscar nuestras estrategias para estar bien. Las videoconferencias son una buena fórmula.

¿Es cierto eso que dicen de que saldremos mejores de esta crisis sanitaria?

A un porcentaje altísimo de personas la pandemia le ha hecho cambiar la forma de pensar y asegura que ahora da más importancia a lo que antes no se la prestaba.

Etiquetas
Comentarios