Despliega el menú
Sociedad

Ecce homo versión Palencia: una polémica restauración que causa indignación y risa

Los trabajos en las esculturas de un relieve en un céntrico edificio desatan el enfado, pero también el cachondeo, en las redes sociales.

Fotos del antes y el después de la restauración que circulan por las redes sociales

Han pasado ya ocho años desde que en agosto de 2012 Cecilia Giménez se hiciera mundialmente conocida por restaurar una pintura del Ecce Homo en un santuario de Borja con un resultado que no era el deseado. Desde entonces, cualquier 'chapuza' en una restauración se compara con aquel trabajo, que dio a la localidad zaragozana una peculiar notoriedad y un reclamo turístico con miles de visitantes. 

La última 'pifia' de la que se han hecho eco las redes sociales ha sucedido en Palencia. Allí, el periódico El norte de Castilla informaba este lunes de la "grotesca restauración" de la fachada de un edificio casi centenario en la calle Mayor de la ciudad (inaugurado en 1923), que actualmente alberga la sede de un banco. Al parecer, recientemente se han arreglado las figuras del relieve situado en su parte superior y el resultado de la cara de una de ellas deja mucho que desear. "Parece un personaje de dibujos animados", denunció en un primer momento el pintor Antonio Guzmán Capel a través de Facebook. Y es que la diferencia entre el antes y el después es evidente.

Los comentarios al respecto no se han hecho esperar y han pasado de la indignación al cachondeo en Twitter.

"Llevo 5 minutos partiéndome de risa en medio de una total indignación", escribía un usuario. "¿Esto qué es exactamente? ¿Un "Cristo" o un cisco o ambas cosas a la vez? #PorAmorAlArte", expresaba otra.

Sin embargo, había otras personas que se tomaban muy en serio el asunto y escribían mensajes como este: "El arte es libre, pero la restauración es conservar una obra de arte, más o menos genial... Eso es una gamberrada, ¿se toleraría hacer esto con una obra de Picasso o Miguel Ángel? No, el gamberro "restaurador" en el mejor de los casos acabaría en la cárcel o en un psiquiátrico".

La historia ha llegado hasta el periódico británico The Guardian, que ha vuelto a recordar la famosa restauración de Borja que llegó incluso a inspirar una ópera en Estados Unidos.

Etiquetas
Comentarios