Despliega el menú
Sociedad

heraldo escolar

Educación emocional. Hoy, hacemos yoga en familia

Hoy, nos centraremos en el yoga, una disciplina física y mental que tiene su origen en la India. Practicarlo en familia tiene muchos beneficios para los niños. Aquí van unos cuantos, siete, en concreto.

Con el yoga, los niños mejoran la coordinación, el equilibrio y la flexibilidad,
Con el yoga, los niños mejoran la coordinación, el equilibrio y la flexibilidad
Freepik

Han llegado nuevos tiempos en los que toca quedarse más en casa y disfrutar de la familia. Estos meses atrás, os habrán sugerido numerosas actividades para realizar con vuestros hijos. Seguro que una de ellas ha sido hacer deporte con los chavales para mover el esqueleto. Hoy, os proponemos practicar yoga, una disciplina física y mental que tiene su origen en la India. El yoga tiene muchos beneficios para los niños. Aquí van unos cuantos, siete, en concreto:

1. Coordinación, equilibrio, flexibilidad. Con el yoga, los niños mejoran la coordinación, el equilibrio y la flexibilidad, aspectos fundamentales que les ayudarán en sus aprendizajes. Además, también se trabaja el sentido del ritmo, fundamental para la adquisición de una buena lectoescritura. Aprenden a situarse en el espacio, es decir, a colocarse en un sitio determinado, sin tocar a los demás miembros de la familia. Saber situarse en el espacio, les ayudará en el aprendizaje de la lectura, a leer en la dirección correcta.

2. Aprender a canalizar la energía. Se dice que los niños nerviosos e inquietos no pueden practicar yoga por la falta de control de su cuerpo: no es cierto. Al contrario, les ayuda a canalizar el exceso de energía, a relajarse y concentrarse. Si los niños que son más activos aprenden a tener momentos de calma, les ayudará en su vida diaria.

3. Crear hábitos saludables. A todos nos gusta que nuestros hijos tengan unos buenos hábitos. El yoga es una disciplina que nos va a permitir crear una rutina saludable en nuestro día a día. Numerosos artículos científicos han confirmado que el yoga ayuda a prevenir la obesidad infantil y el sobrepeso.

4. Fomentar el autoconocimiento. El yoga no solo potencia el conocimiento de nuestro cuerpo, sino que también nos ayuda a conocer nuestras emociones y pensamientos, y, sobre todo, los estados mentales. Yes muy necesario que los niños aprendan a gestionar sus emociones desde pequeños.

5. Encontrar el equilibrio emocional. Nos ayuda a gestionar los estados de ira y frustración porque nos enseña a canalizar toda esa energía negativa que invade nuestro cuerpo, encontrando nuestro equilibrio emocional.

6. Armonía y conexión familiar. Si toda la familia incluye el yoga en sus rutinas diarias, creará un hogar donde reinen la armonía y la conexión familiar. Además, pueden buscar un lugar especial para practicarlo, colocando con velas, incienso, cojines…

7. Mejorar la autoestima. Siempre que hacemos algo nuevo, al principio, nos cuesta un poco. Pero, cada día, vamos haciéndolo mejor y eso nos hace sentir que podemos lograr todos los retos que nos propongamos. Practicar yoga, les hará confiar a los niños en sus capacidades y elevará su autoestima.

Por: Ana Rojo de la Vega. Maestra y orientadora educativa, miembro de la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía

Etiquetas
Comentarios