Despliega el menú
Sociedad

salud infantil

¡Cuida tu piel todo el año, pero sobre todo en otoño!

Los expertos recomiendan hidratar diariamente para prevenir episodios de dermatitis atópica. Además, no hay que olvidarse de tomar el sol.

Los más pequeños deben protegerse del frio y cuidarse mucho la piel.
Los más pequeños deben protegerse del frio y cuidarse mucho la piel.
Pixabay

El otoño ya está aquí y con la nueva estación llega la pesadilla para muchos niños con la piel especialmente sensible. Vuelven los picores, el escozor, las lesiones cutáneas, los eccemas y los brotes de dermatitis atópica, tan molestos e imprevisibles. La piel de los más pequeños es muy sensible a los cambios de temperatura y también a la sequedad del ambiente provocada por el uso de la calefacción. De hecho, según algunos estudios, en España, alrededor de un 18% de los menores de 2 años padece dermatitis atópica y un 20% de las consultas de dermatología pediátrica están motivadas por esta dolencia. Y los expertos aseguran que es la dolencia crónica de la piel más frecuente en los niños.

Uno de los aspectos en los que están de acuerdo la mayoría de los pediatras y dermatólogos es que la dermatitis atópica empeora en otoño y en invierno y de ahí la importancia de hidratarse diariamente, alimentarse de manera saludable y evitar la exposición a ciertos agentes irritantes, como pueden ser jabones y detergentes, colonias y también ropa de lana o confeccionada con fibras sintéticas. 

Por este motivo, para cuidar la piel de nuestros pequeños y evitar episodios molestos, os ofrecemos estos consejos. 

Hidratación, todos los días

"Cuanto más seca esté la piel más riesgo hay de que se produzca un brote, de ahí la importancia de hidratarla al menos una vez al día después de la ducha o el baño. En el caso de que el niño tenga enfermedades inflamatorias crónicas de la piel, es aconsejable hidratar más veces", indica Montse Tirado, pediatra del hospital de Barbastro. Hay que hidratar la piel diariamente, sin olvidarse ni una sola vez, y no es necesario utilizar productos muy caros, sino ser muy constante en la aplicación de las cremas. Si la situación no mejora, "es importante consultar con el pediatra, que nos indicará las pautas que hay que seguir para casos más complicados", matiza Tirado. 

Come sano, bebe agua

La alimentación es otro de los factores que influyen en el estado de la piel. Por este motivo, se recomienda ingerir líquidos de forma continuada, para que la epidermis esté hidratada, así como alimentos ricos en agua, fruta y verdura, principalmente. 

Pasea y disfruta del sol

"La vitamina D es necesaria para mantener los niveles de calcio y para fabricarla hace falta el sol.", explica Montse Tirado. Hay que pasear y practicar deportes al aire libre y, sobre todo, intentar tomar el sol al menos diez minutos al día, siempre que sea posible. 

Cumpliendo estas recomendaciones seguro que este otoño la piel de nuestros hijos estará cuidada y protegida.

Si quieres seguir recibiendo noticias como esta, no dejes de suscribirte a la newsletter de planes para niños en casa de Heraldo.es

Etiquetas
Comentarios