Despliega el menú
Sociedad

deporte

Cinco rutas en bicicleta para hacer en familia

El turismo sobre dos ruedas es una de las actividades familiares que más popularidad ha ganado en los últimos años debido a los grandes beneficios que proporciona.

Las actividades en bicicleta permiten combinar el ejercicio físico con la posibilidad de contemplar parajes naturales únicos.
Las actividades en bicicleta permiten combinar el ejercicio físico con la posibilidad de contemplar parajes naturales únicos.
Freepik.

Adquisición temprana de la coordinación y el equilibrio, impulso al desarrollo intelectual, aumento de la resistencia, sensibilización con el medioambiente, combate de enfermedades como la obesidad o la diabetes… Los beneficios que montar en bici proporciona a los niños son innumerables y de sobra conocidos.

Una práctica que, además, está ganando cada vez más popularidad en las actividades familiares, pues permite combinar el ejercicio físico (desde un nivel ‘amateur’ a otros más experimentados) con la posibilidad de contemplar parajes naturales únicos.

Bajo estas líneas puedes conocer cinco de las rutas del país más recomendables para disfrutar en familia.

  1. Vía verde del Plazaola: comienza en la estación de Lekunberri (Navarra) y acaba en Andoain (Guipúzcoa). En ella se atraviesan enclaves como la presa de Mugiro o los valles de Imotz, Larraun y Leitzaran. El recorrido es apto para todo tipo de públicos, con multitud de tramos cortos y sin grandes pendientes. Además, cuenta con ‘El Vagón de los Juegos’, un antiguo vagón readaptado como espacio lúdico que servirá a los más pequeños para conocer la historia del Tren del Plazaola.
  2. Vía verde del Guadarrama: se extiende durante unos 14 kilómetros y puede conllevar solo en torno a una hora y media. Se trata de una de las rutas más destacadas de la Comunidad de Madrid, que comienza en el Parque Natural El Soto, en Móstoles. En el camino discurre por espectaculares bosques mediterráneos, preciosas dehesas de encinas y caminos de tierra entre viñedos y riberas hasta concluir en la plaza de Segovia de Navalcarnero.
  3. La Alfranca: el camino natural de La Alfranca cuenta con una ruta completamente llana que conduce hasta los espléndidos galachos que llevan el mismo nombre y que constituyen una reserva natural protegida y uno de los ecosistemas ribereños mejor conservados de Aragón. El recorrido, de unas tres horas de duración, se encuentra correctamente señalizado y en muy buen estado.
  4. Canal de Castilla: este itinerario, fácil y seguro, tiene lugar en la obra de infraestructura hidráulica más importante de España en los siglos XVIII y XIX. Dispone de un total de 207 kilómetros de recorrido a lo largo de sus tres ramales (norte, sur y de Campos, que comienzan en Alar de Rey, Serrón y Calahorra de Ribas, provincia de Palencia, respectivamente), que cuentan con diversos caminos de gran atractivo gracias a sus numerosas esclusas.
  5. Huertos de Pals: la provincia de Gerona también cuenta con rutas originales para el turismo familiar sobre dos ruedas. Ejemplo de ello es la que transcurre por los huertos de Pals, que permite conocer el patrimonio cultural de la zona al tiempo que se contempla el paisaje que conforman sus diferentes huertas, campos, viñedos y cañizares. El recorrido tiene solo 2,3 kilómetros de extensión y parte del passeig d’Europa, delante del pabellón polideportivo del municipio.

- Apúntate a la newsletter de planes con niños y recibe en tu correo todo tipo de ideas para entretener a los más pequeños de la casa. Consejos, manualidades, juegos, experimentos...

Etiquetas
Comentarios