Despliega el menú
Sociedad

curiosidades

Aislados cinco loros en un zoo por insultar a los visitantes

Son tan impertinentes que llaman "gordo" al director de este parque zoológico ubicado en el este de Inglaterra. 

El loro gris africano, llamado también yaco, se caracteriza por su capacidad para hablar e imitar sonidos.
El loro gris africano, llamado también yaco, se caracteriza por su capacidad para hablar e imitar sonidos.
Heraldo.es

Las impertinencias de cinco loros que acaban de llegar al Lincolnshire Wildlife Park, al este de Inglaterra, ha acabado con la paciencia de los directivos del parque zoológico, que han tomado la drástica medida de aislarlos ante las expresiones soeces y los insultos que proferían a sus visitantes. 

Las polémicas aves se llaman Eric, Jade, Elsie, Tyson y Billy, todos ellos loros grises africanos donados al zoo hace pocas semanas por cinco propietarios distintos. "Me llaman gordo cada vez que paso”, se queja el director ejecutivo del Lincolnshire Wildlife Park, Steve Nichols, en declaraciones a la cadena CNN Travel.  Ante los improperios y palabrotas que proferían los loros, su equipo decidió ponerlos en un lugar alejado donde no pudieran ser escuchados por los niños ni por el público en general. 

“Durante los últimos 25 años, siempre hemos aceptado loros que a veces han tenido un lenguaje impertinente y realmente nos hemos acostumbrado. De vez en cuando, uno insulta y siempre es divertido. Pero cuando se juntan cuatro o cinco que han aprendido a maldecir y, encima, se ríen cuando otro insulta, esto parece una taberna”, explica Nichols.  

Según los expertos, estos loros grises africanos, conocidos como yacos, se caracterizan por su longevidad (pueden cumplir los 60 años), por su gran habilidad para captar los  pensamientos, y estados de ánimo de los humanos, y por ser el pájaro hablador e imitador por excelencia, solo superado por la gran capacidad habladora del Miná del Himalaya.

El hecho de que los cinco ejemplares de loros maleducados fueran donados en las últimas semanas por distintos dueños se debe a que dentro del Lincolnshire Wildlife Park se encuentra el National Parrot Sanctuary, que se dedica desde hace más de 30 años al  cuidado y la rehabilitación de loros. De hecho, es el centro más grande dedicado a ello y en él residen más de 1.000 loros.

Este mismo parque zoológico fue noticia a finales del pasado mes de agosto porque un loro, Chico, amenizaba la estancia de los visitantes del Lincolnshire Wildlife Park interpretando una canción de Beyoncé.  

 

Etiquetas
Comentarios