Despliega el menú
Sociedad

heraldo escolar / entrevista

Sandra Planas: «El esfuerzo, el buen hacer y el compañerismo, nada tienen que ver con el género»

Alba Cruz, alumna de 3º de ESO del centro San Valero de Zaragoza, entrevista a su compañera Sandra Planas, la única chica que ha cursado el Ciclo de Grado Medio de Soldadura y Calderería, impartido por el centro

Sandra Planas, en plena acción, en el taller de soldadura
Sandra Planas, en plena acción, en el taller de soldadura
Centro San Valero

Entro en el taller de soldadura en busca de Sandra Planas. Rara vez, detrás de esas máscaras de metal y entre las chispas de soldar, aparece el rostro de una mujer. La soldadura es un oficio entendido para hombres, si no por capacidad, al menos, por costumbre. Veo a una chica con una melena rizada y detrás de la máscara encuentro a Sandra, una joven a la que le aburren las tradiciones infundadas. Solo ella misma puede comprobar de qué es capaz. Una mujer que, al contar su historia, se remonta a sus 17, cuando empezó sus estudios de soldadura en el grupo San Valero de Zaragoza.

¿Creciste en un hogar donde las mujeres y los hombres tenían distintas labores?

No, he crecido en una casa donde todos colaboramos en las tareas domésticas.

¿Sientes que, como mujer, tienes que esforzarte más?

No creo que tenga que esforzarme más por el hecho de ser mujer. Yo creo que, a cada uno, independientemente de los estudios y el trabajo que elija, se le debe valorar siempre por su esfuerzo, por su compañerismo y por el buen hacer de su trabajo, cosas que no tienen que ver con en el género. Además, yo soy una persona a la que no le da miedo luchar por sus metas.

¿Hay más mujeres en tus clases?

No.

¿Te tratan como a uno más?

Cuando empecé el grado, la gente se extrañaba, pero siempre me han tratado como a uno más.

¿Qué es lo que te gusta de la soldadura?

No me puedo centrar solo en una cosa, ya que me gusta todo.

¿Cómo y por qué entraste en este sector?

Porque no me llamaba la atención ninguna de las ofertas escolares que había, así que decidí entrar en esta y no me arrepiento de la decisión que tomé.

¿Qué te parece esta profesión?

Me parece una profesión entretenida, divertida. Y estar al pie del cañón ante los nuevos retos, me gusta.

¿Por qué diste el paso para entrar en este mundo?

Di el paso porque en mi casa, desde pequeña, veía a mi padre hacer diversas cosas, de fontanero, mecánico... –es un manitas–, y siempre me ha llamado la atención y he procurado ayudarle. Cuando en San Valero me llevaron a talleres, en 4º de la ESO, me enganché.

¿Hay opciones para una mujer en profesiones tradicionalmente masculinizadas?

No tengo ni la menor idea porque solo cuento con mi experiencia personal, que es poca.

Finalmente, ¿qué les dirías a las mujeres?

Lo mismo que le diría a un hombre, que hagan lo que les guste, sin importarles lo que piensen los demás.

Es por todo esto que Sandra Planas, anima a todas las estudiantes a que sean ellas mismas las que elijan su futuro, dejando a un lado las tradiciones y estereotipos entre hombres y mujeres; deben tener criterio propio y no dejarse influenciar porque, si les sale mal, siempre tienen la opción de dejarlo y hacer otras cosas.

Por: Alba Cruz, alumna de 3º de ESO del Centro San Valero de Zaragoza

Etiquetas
Comentarios