Despliega el menú
Sociedad

problemas de salud infantil

Un parásito muy molesto que también regresa a las aulas

Comienza un nuevo curso escolar y con él vuelve un problema recurrente en los niños: los piojos.

Los piojos se ponen sobre todo en la nuca y en el pelo que tienen los niños tras las orejas.
Los piojos se ponen sobre todo en la nuca y en el pelo que tienen los niños detrás de las orejas.
Freepik

Nunca un problema tan pequeño generó un quebradero de cabeza tan grande. Los piojos volverán a las aulas al igual que han regresado (o lo están haciendo todavía) los niños al colegio. Unos parásitos muy molestos que se adhieren al pelo y que suelen encontrarse sobre todo en la nuca y en el pelo que está detrás de las orejas. Pero, ¿cómo hay que tratarlos? 

Estos insectos de entre 3 y 4 milímetros pueden pasarse entre los escolares a una gran velocidad. El grupo de Educación para la Salud de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), compuesto por especialistas en atención para la salud y prevención, avisa que los piojos se trasmiten casi siempre por contacto directo, de cabeza a cabeza, pero que también se pueden pasar en objetos personales que comparten los niños tales como peines, sombreros o lazos. "Lo que debemos tener claro es que ni saltan ni vuelan", señalan.

Los piojos son más frecuentes en las niñas. Según los expertos de la AEPap es debido a que tienen preferencia por el entorno cálido que proporciona el pelo largo. El principal problema radica en que pueden no revelar síntomas y se descubren al observar el pelo "pero lo más frecuente es que produzcan picor debido a la irritación que provoca la saliva del piojo al morder el cuero cabelludo para alimentarse", reconocen. Otros síntomas pueden ser la aparición de granitos por picaduras en el cuero cabelludo o de heridas al haberse rascado el niño. Será el momento de aplicar un tratamiento eficaz para erradicarlos.

Reacción rápida

Desde el grupo de Educación para la Salud de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) señalan que, en el caso de que aparezca, lo mejor es comenzar con un tratamiento antipiojos lo antes posible. La primera medida será cortar el pelo o recogerlo en una coleta para evitar la propagación de estos parásitos. También se deberá tener un especial cuidado en el lavado de la ropa y los peines utilizados durante el tratamiento.

Peines que serán de gran ayuda para eliminar las liendres. Ningún tratamiento las mata al 100% según reconocen desde la AEPap y es por eso que suelen ser la principal causa de recaída. "Para una correcta eliminación es necesario cepillar mechón a mechón a mechón abajo a arriba y de arriba abajo con un peine que tenga las púas lo más juntas posible", concluyen.

La prevención es también muy importante para evitar un problema de salud que puede afectar a varios niños en la misma clase. La permetrina ataca tanto al piojo como a la liendre. Es una solución que es mejor aplicarla en loción que en champú. Otra loción efectiva es el malatión. Se debe aplicar sobre el pelo seco del niño y dejar actuar entre 8 y 12 horas. Por último, la dimeticona envuelve y asfixia al parásito y actúa sobre la liendre. Debemos tener cuidado de no echar al pelo vinagre o acondicionadores que pueden inactivar el producto según indican desde la AEPap.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para hacer con niños? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios