Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Ciencia ciudadana

Un 'hackatón' une a ‘makers’ y profesionales de educación especial para dar solución a cuatro retos

Idear y crear, juntos, soluciones de movilidad, control del entorno y recursos educativos para personas con discapacidad es la meta de ‘Make It Special’. Este proyecto ya da forma a cuatro ideas y estrecha los lazos entre la activa comunidad ‘maker’ y los profesionales de educación especial, invitados a participar en un ‘hackatón’ que está previsto celebrar en octubre.

El proyecto 'Make It Special' está abierto tanto a perfiles técnicos como sociales, incluyendo a familiares de niños con discapacidad y profesionales y terapeutas de los centros o asociaciones
El proyecto 'Make It Special' está abierto tanto a perfiles técnicos como sociales, incluyendo a familiares de niños con discapacidad y profesionales y terapeutas de los centros o asociaciones

"Las personas con necesidades especiales precisan en su día a día equipamiento con un alto grado de adaptación y personalización con el que aprender, desenvolverse en su entorno, jugar y divertirse", señala Enrique Torres. Pero, a menudo, lo que se encuentran son soluciones demasiado caras o que no se adaptan correctamente al problema específico, "y ahí es donde entra la comunidad ‘maker’", los laboratorios de fabricación, las impresoras 3D, la capacidad de crear a medida y personalizar tecnologías. Es lo que pretende el proyecto ‘Make It Special’ de la Universidad de Zaragoza, en el que colaboran la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología-Ministerio de Ciencia e Innovación, el I3A y la Fundación Ibercivis. Torres, profesor de Informática y responsable de este proyecto de ciencia ciudadana, destaca que el objetivo es "crear lazos entre la comunidad ‘maker’ y los profesionales de educación especial, con el objetivo de personalizar soluciones que faciliten el desarrollo personal en niños con discapacidad".

Una mañana de ‘hackatón’

Como no podía ser de otra manera tratándose de ‘makers’, ya están, literalmente, manos a la obra. Sobre cuatro ideas –de material educativo, accesibilidad, prótesis y elementos de protección individual– que fueron seleccionadas a partir de las enviadas por el personal implicado en centros de educación especial. Para materializar soluciones viables y asequibles que puedan ser adoptadas en los centros, hasta el 25 de septiembre está abierta la inscripción –de forma individual o en equipo, con una idea propia o dispuesto a unirse a una de las cuatro seleccionadas en esta primera edición– en el ‘hackatón’ que culminará el próximo 3 de octubre. Para participar, no hace falta ser un experto en tecnología, lo más importante es la creatividad, el intercambio, la multidisciplinaridad; un equipo ‘maker’ estará al lado para guiar y dar forma a cada proyecto. "Si te interesa el mundo ‘maker’ pero aún no has profundizado o eres profesional de la educación o el cuidado de personas con necesidades especiales, ¡Contamos contigo!", animan desde su web.

Este evento "está abierto tanto a perfiles técnicos como sociales, incluyendo a familiares de niños con discapacidad y profesionales y terapeutas de los centros o asociaciones con inquietudes tecnológicas o pedagógicas que consideren que pueden aportar talento e innovación, con el fin de mejorar la vida de personas con necesidades especiales", indica el responsable de ‘Make It Special’.

Si la covid no lo impide, el ‘hackatón’ se celebrará de forma presencial en Etopia, con "el objetivo principal de conocerse y crear nexos", apunta Torres. Durante la jornada, está previsto presentar las ideas, premiar a los dos mejores proyectos y visitar los laboratorios César, para mostrar sus herramientas a los asistentes.

En julio "se inscribieron los primeros participantes y se formaron grupos, con soporte de un grupo de voluntarios ‘makers’ y una gran colaboración del ZGZ-Makerspace", cuenta Torres. Durante el mes de agosto, "el equipo de diseño del proyecto ha desarrollado talleres ‘online’ para guiar en el proceso de desarrollo ‘maker’, desde la idea inicial al prototipado, a profesionales de educación especial y gente con ideas". Se han ido apuntando "personas con ganas de aprender la metodología ‘maker’ y gente con propuestas para el ‘hackatón’". Además de cosechar nuevas ideas, el equipo de diseño "se ha visto completado con la participación de profesional sanitario".

Cuatro ideas en el horno

  • Material educativo. Pilar Ibáñez Lorda propone la elaboración de paneles multiactividad que favorezcan la motricidad, las relaciones causa y efecto, el desarrollo sensorial y propioceptivo, la coordinación óculo-manual y que estén relacionados con los intereses del usuario.
  • Accesibilidad. Carlos Noguero Train plantea un sistema RFID y QR para la señalización de estancias del centro escolar y la orientación de personas con discapacidad visual u otros grupos de alumnado que presenten problemas de autonomía en los desplazamientos, control de accesos para facilitar la apertura de puertas a personas con movilidad reducida, identificación de materiales y libros, etc.
  • Prótesis. Rosa Asín sugiere desarrollar adaptaciones para facilitar la metodología de trabajo y la vida diaria, como por ejemplo una férula de bloqueo para facilitar la terapia restrictiva.
  • Elementos de protección individual. Belén Cuartero propone adaptaciones para mantener una posición correcta en la silla de trabajo para una niña con parálisis cerebral.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios