Despliega el menú
Sociedad

MODA

La moda ibicenca de Charo Ruiz da la campanada

​La Reina Letizia corona a la diseñadora ibicenca que en su día conquistó a Cristina Pedroche y que ya es una fija en los armarios de las famosas.

Visita real a Ibiza.
Visita real a Ibiza.
Jose Jimenez HANDOUT

Existe el 'efecto Letizia'. Ha tardado, pero por fin ha llegado. Y para quedarse. Lo que toca se convierte en oro. Bueno, más bien, para ser precisos, lo que viste o calza se agota en un abrir y cerrar de ojos. No siempre fue así. Y es bueno recordarlo, porque rectificar es de sabios. Y de sabias. La Reina, a día de hoy, no es la Princesa de ayer que solo confiaba sus estilismos en Felipe Varela, un portento con el patronaje, pero cuyas propuestas no atraen masas. Se sabe, además, que en la variedad está el gusto. Y la última apuesta de doña Letizia ha colapsado servidores. Todo al blanco. Todo un guiño en Ibiza a su moda 'adlib'. Un sueño hecho realidad para Charo Ruiz.

"Esta pieza, desde hoy icónica, nació como una oda a la feminidad"

"Dado el exponencial incremento de visitas a nuestra página web en las últimas 24 horas su respuesta está siendo más lenta de lo habitual. Estamos trabajando para solucionarlo". Este miércoles, al fin, todo iba rodado. Pese a que el número de visitas en la tienda virtual de Charo Ruiz seguía disparado. Y todo porque, para rematar estancia en Baleares, para la guinda en Ibiza, doña Letizia optó por la moda local. "Nuestro vestido Aida -nombre del modelo que lució la Reina, ya agotado- reúne todos los elementos que definen nuestro ADN", dicen los responsables de comunicación de Charo Ruiz. "Esta pieza, desde hoy icónica, nació como una oda a la feminidad", añaden.

El acertado atuendo de la esposa de Felipe VI, que le sentaba como un guante, remarcaba su figura y jugaba con los calados de los guipures, solo recibió elegios. Bueno, también el pero del precio. Supera los 500 euros, no es apto para todos los bolsillos, pero sí una buena opción para quien opte por un vestido ibicenco para dar el "sí, quiero". Cada vez más en auge, por cierto.

La lista de clientas

Lleva años, ya décadas, Charo Ruiz siendo la mejor embajadora de la moda 'adlib'. Fue en los 70 cuando se instauró y está más viva que nunca, más libre. Sevillana de nacimiento, vivió muchos años en Barcelona antes de recalar definitivamente en Ibiza. Bebió de grandes modistas como Pertegaz o Elio Berhanyer y en su lista de clientas están famosas de aquí y allá. Ha vestido a Elle Macpherson, Naomi Campbell, Nieves Álvarez, Paloma Cuevas, Ana Boyer, Mar Flores, Paula Echavarría, Joana Sanz... Y ahora Mar Saura es la imagen de la nueva colección que está al salir.

Pero su gran campanada, mejorando lo presente, y sin obviar cuando Leonor, siendo un bebé, vistió uno de sus dos piezas de la colección infantil, la dio de la mano de Cristina Pedroche. Fue en la Nochevieja de 2014. Ni que decir tiene, la presentadora ya era conocida por el programa 'Zapeando' de LaSexta, pero su primera irrupción en las campanadas la hizo enfundada en un vestido negro, atrevido, transparente, que llevaba la firma de Charo Ruiz. Repitió al año siguiente, con otro sugerente vestido blanco. Y situó a la diseñadora ibicenca en el mapa. Pero aquello también le dio algún quebradero de cabeza. Las críticas llegaron. Y Charo Ruiz respondió, alto y claro: "Respetamos siempre una máxima universal: la libertad de la mujer". Y la libertad empieza por elegir cada uno lo que quiere, con lo que se sienta a gusto. Así lo hizo en su día Cristina Pedroche, y así lo hizo la Reina Letizia. Y Charo López sigue a lo suyo, con la misma fuente de inspiración: el culto al cuerpo femenino.

Etiquetas
Comentarios