Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

jóvenes que inspiran

La vena Scout también muestra la cara responsable y solidaria de los jóvenes

El confinamiento hizo que se modificasen sus actividades, pero no que parasen.

María Almunia, a la derecha, junto a una compañera de Scouts.
María Almunia, a la derecha, junto a una compañera de Scouts.
M. A.

El grupo Scouts Marboré 203 comparte dos de las características más estigmatizadas ahora mismo en lo que respecta a los focos de contagio actual de la covid en Aragón: pertenecen a las Delicias, uno de los barrios zaragozanos más golpeados por el virus durante las últimas semanas; y están llenos de jóvenes, a quienes la sociedad señala como los responsables de muchos focos de contagios por su irresponsabilidad. Pero esto, y el resto de dificultades a las que se han enfrentado durante este 2020 no ha frenado al grupo, que no solo ha adaptado sus actividades a las circunstancias extraordinarias, sino que, además, demuestra la otra cara las generaciones más jóvenes: la solidaria y la responsable.

"El mensaje que yo creo que hay que dar es que no todo el mundo, por el hecho de ser joven, es irresponsable", explica María Almunia, una joven monitora del grupo. "Es una dualidad: siendo objetiva, sí que creo que hay comportamientos en gente joven que no son los adecuados, pero también creo que no son el único colectivo en el que hay gente que no cumple las normas". La joven, que lleva cinco años en el colectivo y acaba de terminar sus estudios de Psicología, explica que fue "muy triste" cuando los miembros de Marboré 203 tuvieron que despedirse de los campamentos tanto de Semana Santa como de verano, pero que están convencidos de que es lo que hay que hacer. "Hemos cumplido todas las normas, tenemos que cuidarnos y mantener las distancias y cada uno, en la medida de lo posible, tiene que tener responsabilidad individual", prosigue. 

Pero el grupo no ha estado parado. "Por un lado, jóvenes Scouts y monitores hicimos una campaña de recogida de alimentos y después ayudamos a repartirlos". Por otro, se encargaron de que los más pequeños tuvieran actividades con las que entretenerse. "Los grupos se dividen por unidades, por tropas y, con ellos, trabajan entre 2 y 3 monitores, dependiendo del número de niños del grupo, para el que se preparaban actividades telemáticas a medida en función de los objetivos del año y del trimestre", explica la joven. "En mi caso, el grupo de niños tiene entre ocho y diez años. Uno de los objetivos del trimestre ha sido cómo ayudar con esta crisis y todo lo que está pasando, así que organizamos diferentes actividades online relacionadas con la medicina y la salud. a través de la aplicación de videollamadas 'Zoom', para lo cual, entre todo el grupo nos descargamos una cuenta ilimitada y diseñamos un calendario para que todos pudiéramos usarla".

 Entre las actividades, cómo hacer un botiquín, nociones sobre primeros auxilios o la importancia de calentar para evitar los peligros de no practicar ejercicio adecuadamente. A estas actividades se sumaban también aquellas pensadas por los niños que cuentan con pañoleta, "es decir, los que han hecho el juramento Scout", lo que les permite preparar juegos también y explicarlos a los compañeros.

¡Únete a nuestra newsletter!

Apúntate a la newsletter de Heraldo Joven y recibe cada semana en tu correo recomendaciones de libros, series, acertijos... y otras propuestas que no te dejarán indiferente.

Etiquetas
Comentarios