Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Billete al futuro

Una estación de servicio en la Luna

Los depósitos de hielo lunares ya se cartografían. En un futuro, la Luna podría convertirse en una estación para que las misiones espaciales reposten hidrógeno y oxígeno.

Modelo geológico de depósitos de hielo lunar de interés minero.
Modelo geológico de depósitos de hielo lunar de interés minero.
Cannon, K. M., and D. T. Britt

El presente: un mapa de los depósitos de hielo lunares

Ha pasado medio siglo desde que Neil Amstrong se convirtiese en el primer ser humano en dejar su huella en la Luna. Tras demasiados años mirando demasiado lejos, siendo demasiado ambiciosos o soñadores, por fin hemos vuelto a enfocar la vista en la Luna. Con nuevas misiones para llevar otra vez astronautas a su superficie. Pero no como destino final, sino más bien como punto de partida o primera parada para una futura y ansiada conquista del espacio.

En este contexto se encuadra y cobra sentido el modelo geológico del satélite desarrollado por investigadores de la Central Florida University. Un modelo creado a imagen y semejanza a los elaborados por las compañías mineras y petrolíferas para determinar las zonas más propicias donde horadar el terreno. Y que en esta ocasión ha tenido como objetivo identificar las regiones lunares con mayor probabilidad de albergar depósitos de hielo. Un modelo creado combinando datos recogidos durante años sobre la Luna, los cada vez más precisos mapas de su superficie y los modelos teóricos que explican la formación del hielo.

¿Pero por qué hielo? La idea sobre la que han trabajado los investigadores es la de que, en un futuro, la Luna se pueda llegar a convertir en una estación de servicio donde las misiones paren a repostar combustible, en forma del hidrógeno y oxígeno obtenidos a partir del agua. Una estación espacial que sería la primera y más próxima de una red de áreas de servicio y repostaje instaladas en asteroides y otros satélites susceptibles de albergar agua.

Por cierto, no está de más recordar que también han pasado ya 22 años desde que la NASA y Michael Bay enviasen a un equipo de audaces perforadores petrolíferos a taladrar un asteroide en la película ‘Armageddon’.

El futuro: se instala en la luna la primera colonia minera

Año 2069. Justo 100 después de que el primer ser humano pisase la Luna. Es la fecha escogida para el desembarco en el satélite de las dos primeras plantillas de trabajadores de la nueva colonia minera selenita; integradas en su conjunto por medio centenar de operarios, técnicos, científicos y personal de servicio, prestos para comenzar a a trabajar de inmediato en sendas instalaciones construidas en los años previos en los dos emplazamientos donde se han localizado los dos mayores depósitos de hielo en el subsuelo.

Año 2299. Una nueva misión tripulada aluniza en la ya vetusta estación de servicio selenita como primera parada en su destino a los mundos exteriores. La primera de una cadena de dichas estaciones establecidas en satélites y asteroides y que permiten a las naves poder repostar suministros y combustible necesario para proseguir su periplo espacial.

–¿Qué tal comandante?, ¿todo en orden? –preguntó la voz procedente de la torre de control de la estación a través del intercomunicador.
–Sí, gracias. De momento ha sido un vuelo muy tranquilo.
–¿Acaso esperaba otra cosa? Me juego algo a que es la primera vez que está al cargo de un transporte a los mundos exteriores.
–Pues se equivoca de medio a medio.
–Vaya, pues entonces no entiendo a qué ese nerviosismo.
–Por nuestro destino final.
–¿Y cuál es, si puede preguntarse?
–Alcanzar el nuevo asteroide con hielo localizado más allá del más externo de los mundos exteriores para comenzar los preparativos para su conversión en una explotación minera y futura estación de servicio.
–Enhorabuena. ¿Y cómo se siente?
–Si le digo la verdad, me siento como Cristóbal Colón cuando atracó en las Islas Afortunadas para aprovisionarse de víveres y agua antes de lanzarse a cruzar un océano desconocido.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios