Despliega el menú
Sociedad

Un cuerpo de élite para proteger a Enrique y Meghan por ocho mil euros al día

Se han sentido amenazados por drones que sobrevuelan su mansión en Los Ángeles.

Los duques de Sussex en una visita a la Casa de Canadá en Londres el pasado 7 de enero.
Los duques de Sussex en una visita a la Casa de Canadá en Londres el pasado 7 de enero.
Reuters

El príncipe Enrique y Meghan Markle se sienten amenazados por drones que sobrevuelan su mansión de Los Ángeles. Según revela a Fox News una fuente cercana a la pareja "están aterrados, especialmente cuando están afuera con el bebé". Aunque la pareja ha recibido amenazas en el pasado, la Policía de Los Ángeles apunta que los drones podrían estar operados por paparazzi que buscan inmortalizar al matrimonio y su hijo Archie, de un año de edad, sobre todo cuando están en la piscina o en el jardín exterior.

Los Sussex han realizado numerosas llamadas a las fuerzas del orden locales informándoles de los sospechosos vuelos sobre la mansión, de 18 millones de euros y propiedad del actor y magnate de la comunicación Tyler Perry, en Beverly Hills. Desde que se mudaron, han realizado varias mejoras que tienen que ver con la seguridad del recinto.

También su seguridad personal es noticia ya que la pareja cubre esos gastos tras negarse el presidente Donald Trump a pagarlos. Los príncipes han elegido a los mejores. Enrique, Meghan y su hijo están siendo vigilados por un equipo de élite asignado por el ex jefe de seguridad de Ronald Reagan, Gavin de Becker. Este exagente, de 65 años, dirige la firma GDBA, que presume de ayudar a la CIA y al FBI. Su trayectoria profesional sirvió de inspiración para el personaje del forense del FBI en 'Twin Peaks', Albert Rosenfield.

7.800 euros al día

Entre sus clientes figuran estrellas como Tom Hanks, Madonna, Cher y el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, dueño de Amazon. Sus servicios no son nada económicos ya que cobran unos 7.800 euros al día por garantizar la máxima seguridad de sus clientes. Una fuente cercana a la pareja real le dijo al 'Sunday Mirror': "Harry y Meghan tienen plena confianza en esta empresa. Es la más respetada de Los Ángeles. No son baratos, pero si quieres lo mejor tienes que pagar por ello".

La presentadora Oprah Winfrey, amiga de Meghan, sería quien les habría presentado a Becker y recomendado sus servicios. Tiene su sede en una nave secreta de Los Ángeles donde solo se puede acceder a través de una puerta oculta y también tienen una suite privada en el aeropuerto para alojar a sus clientes antes de coger sus vuelos privados. Enrique y Meghan quisieron quedarse con algunos de sus guardaespaldas de Scotland Yard e incluso les ofrecieron contratarlos en privado. Un acuerdo que se rechazó por resultar inviable. 

Etiquetas
Comentarios