Sociedad
Suscríbete por 1€

PLANES CON NIÑOS 

Cómo potenciar la imaginación (¡y el lenguaje!) de los más pequeños mientras juegan a los dados

Las imágenes que aparecen en los cubos deben estar incluidas en la narración de cada jugador. 

Fomentar la creatividad a través del juego es posible con estos dados.
Fomentar la creatividad a través del juego es posible con estos dados.
Freepik

¿Qué tienen en común una flecha, una estrella, el mundo, un interrogante y la felicidad? A simple vista puede parecer que no hay respuesta posible. Sin embargo, estos elementos pueden formar parte de una trepidante historia inventada, ya que todos ellos están presentes en el juego Story Cubes. Tan solo tendrás que emplear tu imaginación y tu creatividad para dar con un hilo argumental que consiga unirlos a todos. Y ya te avisamos que, por muy inverosímil que pareciera al principio, al final se te ocurrirá más de una combinación posible.

Este divertido juego también es un valioso recurso didáctico que se puede emplear con los más pequeños de casa para fomentar su imaginación, su creatividad  y su lenguaje. De hecho, esta metodología la emplean docentes de todo el mundo. Y es que las imágenes que aparecen en los dados tienen un gran componente simbólico que evocan diferentes ideas según el contexto en el que vivimos, nuestra personalidad y nuestro estado de ánimo.

Así, para celebrar el Día de la Creatividad con los niños, y después de haber realizado unas cuantas manualidades, podemos jugar todos juntos a Story Cubes. Hemos encontrado en Amazon una versión inicial a la que luego podéis añadirle nuevos dados con otras extensiones temáticas de viajes, fantasía o acciones, entre otras. ¿Quién se anima a crear historias?

Así es el juego Story Cubes.
Así es el juego Story Cubes.
Amazon

Unos dados con muchas historias

Aprender a jugar es sencillo y apto para todas las edades (aunque los más pequeños necesitarán un poquito de ayuda de los mayores). Solo hay que tirar los dados y atender a las imágenes que aparecen en las caras que han quedado boca arriba (todas son diferentes): estados de ánimo, objetos, símbolos, lugares...; y, con ellas, empezar a construir una historia en la que ni la imaginación ni la creatividad tendrán límites.

Cabe destacar que, el encargado de que la suerte dicte en qué consistirá la historia, solo deberá encaminar la primera parte de esta aventura familiar, pues, una vez logre introducir las nueve imágenes de su tirada, llegará el turno del siguiente. Así, solo habrá que repetir el proceso tantas veces como quieran los jugadores, ya que, el tiempo que dura cada partida es flexible... ¡y las reglas también! En consenso, podéis poner vuestros límites para facilitar o complicar este emocionante pasatiempo que, debido a las muchas combinaciones posibles, nunca será igual a la vez anterior.

En Heraldo buscamos las mejores ofertas de Amazon y otras tiendas. Los precios y disponibilidad pueden variar tras la publicación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión