Despliega el menú
Sociedad

CONSUMO

Electrónica, libros o manualidades, las otras compras 'online' que suben en el confinamiento

Se unen al ascenso en las ventas de productos sanitarios, de limpieza y de alimentación.

Manualidades o libros se hacen más necesarios en la pandemia.
Manualidades o libros se hacen más necesarios en la pandemia.
Javier Cebollada/EFE

Además de los productos sanitarios, de limpieza y de alimentación, los libros, el material escolar, la electrónica o los kits de manualidades son otros de los artículos que depositan los usuarios estos días en sus carritos virtuales.

Eso sí, sectores como el de la moda o el equipamiento personal experimentan un "descenso muy acusado" en un momento en el que la venta online es una de las actividades permitidas mientras la mayoría de los establecimientos permanecen cerrados.

En una conversación telefónica, el director del Área de Competitividad de la Cámara de Comercio de Zaragoza, Narciso Samaniego, apunta que esta alta demanda de algunos productos no ha estado exenta de problemas de logística.

Aunque la situación durante este mes que dura el confinamiento ha sido tan dispar como los sectores que integran la Asociación de Tiendas Virtuales de Aragón (ATVA), destaca por su parte Mauricio Martínez, presidente de esta entidad creada en 2011 para impulsar el comercio electrónico en Aragón.

La subida se ha producido en el consumo de productos de primera necesidad, aunque añade que "hay que entender lo que hoy en día es primera necesidad", ya que algunas de las compras más repetidas han sido ordenadores para el teletrabajo o móviles y tabletas para mantener el contacto con la familia y amigos.

Especialmente durante las tres primeras semanas del confinamiento, cuando según una encuesta a los miembros de esta asociación solo el 15 % declaró haber incrementado las ventas.

Es a partir de la tercera semana desde el estado de alarma cuando se ha comenzado a observar en las tiendas virtuales aragonesas un incremento de más del 50 % en sectores como la informática, el equipamiento del hogar, los juguetes, la automoción o los artículos eróticos.

"Las primeras semanas el 'shock' y la situación hicieron que se utilizara el e-Commerce para lo básico, pero cuando se ha visto que va a ser así por bastante tiempo, la gente ha empezado a incrementar su consumo", completa Samaniego, quien apunta que tras las vacaciones de Semana Santa han mejorado las ventas en algunos sitios web.

Según los análisis de las consultoras del sector, en las últimas semanas se han incrementado en 700.000 los nuevos compradores online, por lo que el director de Competitividad remarca que hay que ofrecer "una buena experiencia de compra" para que estos nuevos usuarios se queden en el canal cuando la crisis sanitaria haya pasado.

Aunque, como indica el presidente de la ATVA, el principal problema de los comercios electrónicos se ha dado en los canales de abastecimiento, ya que "mantener grandes 'stocks' no está al alcance de todo el mundo y la actividad incluso fuera de las dos semanas de cierre ha sido completamente ralentizada".

Apunta también a un "cambio de paradigma" para los clientes, "muy acostumbrados a la eficacia y la velocidad", lo que ha llevado a "servicios de atención al cliente completamente desbordados por clientes exigiendo los plazos de entrega habituales, pero en mitad de la tormenta".

Y es que, "detrás de un e-Commerce hay una empresa normal, con los mismos problemas y requerimientos sanitarios para su personal de financiación y liquidez para afrontar la situación", recuerda Samaniego.

"Las empresas son en primer lugar las personas que la componen, por lo que tanto trabajadores como empresarios deben cuidarse. Es muy importante disponer de EPI (Equipos de Protección Individual); esto no es opcional ni cuestionable, ya que por encima de todo está la salud", completa por su parte el presidente de la asociación.

Y para ayudar a estas pymes y a las personas que las forman, la Cámara de Comercio ha difundido un directorio más de 750 empresas zaragozanas con venta online, a las que se suman los mercados de la ciudad y asociaciones de comerciantes que llevan pedidos a domicilio.

Muchos otros ya se están formando, en un momento en el que "ha quedado patente la necesidad de omnicanalidad" en los comercios, como concluye Samaniego, sin obviar que para ello hacen falta "tiempo, recursos, formación y planificación". 

Etiquetas
Comentarios