Despliega el menú
Sociedad

Ocio con niños

¿Quién no tiene un rollo de papel higiénico vacío en casa?

Son muchas las manualidades que se pueden hacer con estos cartones cilíndricos de uso habitual en cualquier hogar.

Rollos de papel higiénico vacíos.
Los rollos de papel higiénico vacíos constituyen un buen material para las manualidades domésticas.
Pixabay

Están de plena actualidad y es que la imagen del papel de váter llenando los carros de la compra ha ocupado informativos, memes y, seguro, que un importante espacio en las casas de aquellos que se hayan aprovisionado de ellos con más empeño. Afortunadamente, en estos días en los que las manualidades se han convertido en la actividad estrella de los domicilios con niños, los rollos de papel higiénico vacíos resultan un material excelente para dar rienda suelta a la creatividad. A continuación, unos ejemplos:

  • Organizador de lápices, pinturas y hasta post-it. Con una base de cartón rectangular, que puede obtenerse de una caja de cereales, por ejemplo, se disponen los rollos en horizontal. Tres de ellos se apilarán a la izquierda con la abertura por delante y otros, dejando las aberturas en los laterales, se dispondrán en escalera, en el centro del cartón, colocando para ello varios rollos vacíos debajo. Para pegar unos a otros, se contará con pegamento de barra y silicona, si fuera necesario. Los primeros servirán para dejar los materiales de escritura, y a los segundos se les hará una abertura de gran tamaño en el centro rectangular, que servirá para guardar el celo, los clips o los post-it. Por último, a la derecha del cartón se colocarán los rollos en vertical, pero cortados a distintas alturas, para dejar la goma, el sacapuntas, las tijeras o lo que se considere necesario. La decoración del organizador de material depende de la creatividad de cada uno. En dos colores, con tiras de papel pegadas en los extremos o con motivos que se repiten en cada rollo a mayor o menor tamaño.

  • Serpientes de colores. Se pinta con temperas y de un solo color el rollo para dejarlo secar unos minutos. A continuación, se corta el rollo como si se estuviera pelando una manzana. Se le añaden puntos de colores y unos ojos, que se pueden pintar, así como una lengua con papel de color rojo. Un palo o pajita puede ayudar a que la serpiente conserve la forma en espiral deseada.

  • Personajes y animales. Desde superhéroes, ninjas y personajes de Star Wars hasta búhos o murciélagos o monstruos, la red está llena de propuestas para crear con unos sencillos rollos de cartón. Se necesitan papeles de colores, pinturas, pajitas y, sobre todo, mucha imaginación.
  • Tazas divertidas. Se dobla el rollo por debajo para que solo quede una abertura por arriba y se corta la parte superior, con un grosor de uno o dos dedos, para que haga de asa y se pueda pegar al recipiente que hará de taza. Caritas sonrientes y graciosos estampados terminarán por decorar esta peculiar vajilla.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para hacer con niños? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter

Para hacer estas manualidades puedes necesitar... 

- Pinturas y tijeras para completar tu obra de arte

Para darle color a tus ideas.
Para darle color a tus ideas.
Amazon
comprar
Para verdaderos artistas.
Para verdaderos artistas.
Amazon
comprar
Etiquetas
Comentarios