Despliega el menú
Sociedad

educación

El tiempo de los menores frente a las pantallas se dispara por la crisis del coronavirus

Trabajar desde casa y cuidar a los hijos a la vez complica bastante la situación a la hora de controlar qué ven y el tiempo que pasan frente a sus dispositivos.

Hay que controlar qué ven y el tiempo que pasan pequeños y mayores frente a sus dispositivos
Hay que controlar qué ven y el tiempo que pasan pequeños y mayores frente a sus dispositivos
Freepik

Es un hecho. Para frenar la propagación del coronavirus, los colegios han cerrado y los chavales están en casa. Y todo parece indicar que el tiempo de los menores frente a las pantallas se incrementará en un 50%. Así lo ha constatado Qustodio, plataforma de seguridad y bienestar digital para familias, de origen español y presente en muchos países del mundo, entre ellos Italia, donde las visitas de los niños a sitios web y el tiempo dedicado a las ‘apps’ móviles ya se han disparado ya hasta el 71% con el recrudecimiento de la crisis.

Y en nuestro país estas cifras podrían ser similares. Muchos padres se ven obligados a trabajar desde casa y a cuidar de sus hijos a la vez, por lo que es más difícil controlar qué ven y el tiempo que pasan los pequeños frente a sus dispositivos. Conscientes de la preocupación de los padres ante este panorama, desde Qustodio han elaborado una serie de recomendaciones para que las familias puedan ayudar a los más pequeños a ver el contenido apropiado y en las cantidades adecuadas:

• Podcasts, mejor que Youtube: ¿Necesitas mantener a los niños callados durante la ‘call conference’? En internet puedes encontrar una gran cantidad de podcasts de contenido recomendable para ellos, que suponen un buen sustituto de los vídeos.

• Ejercicio en casa. Un poco de yoga los entretendrá y reducirá su exposición digital.

•Desconexión temprana. Apaga todas las pantallas –sí, esto incluye los televisores– una hora antes de que se acuesten para evitar la luz azul de los dispositivos, que afecta a la calidad del sueño.

•Adiós al chupete digital. A la hora de comer y cenar hay que resistir la tentación y mantener todos los teléfonos móviles fuera de la mesa.

• Somos el modelo a seguir. Deja el móvil, si no es absolutamente necesario, y habla con tus hijos. Su capacidad para socializar puede depender de ello.

• Limitar el tiempo. Lo mejor es evitar la exposición digital a los menores de 2 años y limitar a una hora frente a las pantallas a los niños de 2 a 5 años. Para los mayores hay que establecer límites, según su edad y madurez.

• Descanso digital. Es recomendable que descansen cada 45 minutos de tiempo frente a los dispositivos para proteger los ojos.

• ¡Siempre al tanto! No solo hay que saber lo que los niños ven en sus pantallas, los padres también tenemos que conocer las últimas tendencias ‘online’, estar al tanto de la ‘app’ de moda o cuál es la clasificación por edades del videojuego que arrasa en las redes y entre sus amigos.

Etiquetas
Comentarios