Despliega el menú
Sociedad

APRENDER Y CONOIXER L’ARAGONÉS

¿Conoixet a SuperMarta?

SuperMarta no es una oveja cualquiera. ¿Quieres conocerla? Pues sigue, sigue, leyendo. 

SuperMarta no es una oveja negra cualquiera
SuperMarta no es una oveja negra cualquiera
Heraldo

SuperMarta no ye una ovella cualsiquiera: ye como a vaca leitera ixa d’a cancion, fueras de que en cuentas de fer leit merengada y matar moscas con a coda, proteche a la resta d’o rabanyo de quantas aventuras, contornillos u engulemadas se mete, que cal decir que en este rabanyo en son prous…

De normal as ovellas martas se limitan a protecher d’as tronadas a la resta d’ovellas que son con ellas, pero SuperMarta ni sisquiera ye una ovella negra cualsiquiera… Ya quan naixió, o pastor paró cuenta: en cuentas d’ir o parto china-chana, salindo primero as patas y a cabeza y dimpués a resta d’o cuerpo, esta naixió de culo y fendo una pintacoda que hebatz d’haber visto a cara d’enarcau que feba o pastor!

De chicorrona ya marcaba de meter-se en empandullos, pero lo cierto ye que en totz os zancochos en os que meteba a o rabanyo, ella remataba salvando a todas as ovellas. Un día salvó a un corderet d’un rabanyo contrario d’uns estivaires que quereban pillar-lo pa ves-te-lo a saber qué! Estió tan nombrada aquella historia, que mesmo salió en a portada de l’Heraldo d’Ovellón!

As ovellas d’o suyo cubilar yeran tan argüellosas, que s’esquiroron cadauna un troz de vellón pa teixer-le una capa, porque como buena heroína, una en necesitaba… Dende alavez dixó d’estar ‘a marta’ pa estar ya pa siempre ‘SúperMarta: a ovella heroína’.

Qué queretz conoixer más aventuras d’a increyible SuperMarta? Pos quedar-tos a l’atisba en esta sección, que de cabo ta quan tos las iré contando! Pero por hué ya ye prou, que cuento contau, por a chaminera s’ha escapau!

VOCABULARIO

Contornillos, empandullos, zancochos, engulemadas: líos, complicaciones.

Ovellas martas: o simplemente ‘martas’ es el nombre que reciben en aragonés las ovejas completamente negras, que no pueden tener un pelo blanco. Se consideran sagradas, así que no se les puede hacer daño. Se cree que protegen al rebaño de las tormentas.

Tronadas: tormentas con truenos –como las de las pelis de Harry Potter, cuando aparecen los malos–.

Parar cuenta: prestar atención, darse cuenta.

Pintacoda: voltereta.

Cubilar: paridera.

Dende alavez: desde entonces.

Estivaires: veraneantes.

Fer cara d’enarcau: poner cara de sorpresa.

Ves-te-lo a saber: vete tú a saber,

Esquirar: esquilar.

A l’atisba: con atención, atentos o atentas.

De cabo ta quan: de vez en cuando.

Dirección: Heraldo Escolar y Estudio de Filología Aragonesa. Coordinación: Fernando Romanos, profesor de la Universidad de Zaragoza. Colaboración: Lucia López Marco, escritora en aragonés

Etiquetas
Comentarios