Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

LIMPIEZA

Siete cosas que hay que tirar para empezar 2020 con la casa limpia

Una de las ventajas de esta costumbre es que se gana espacio para colocar todo lo que la Navidad ha traído consigo, desde los regalos de Papá Noel a los de los Reyes Magos.

Woman cleaning the house
Ganar espacio en casa nos ayudará a comenzar el nuevo año con mejor pie.
Freepik

Seguro que más de uno tiene entre sus propósitos de Año Nuevo (que esta vez sí vamos a cumplir), el disfrutar de cada momento y el ser más felices. Para alcanzar este estado, podemos empezar limpiando la casa y es que, por mucho que nos sorprenda, la ciencia asegura que realizar esta tarea nos hace más felices. Ya sea por ir en busca de la felicidad o para empezar el año con energía y orden, hay ciertas cosas que tienes que tirar para entrar en el 2020 con buen pie y, también, para hacer hueco en casa para los regalos de Papá Noel y Reyes. 

Siete cosas que ya deberías haber tirado

No conviene usar productos químicos para su limpieza para evitar la contaminación de los alimentos.
1

Comida caducada

Después de Nochebuena y Navidad, lo normal es que hayamos generado numerosos restos y que la comida que almacenábamos antes de estas fechas se nos haya caducado. Y es que, por mucho trajín que haya habido en la cocina, los productos más habituales para hacernos el 'batch cooking' para el trabajo habrán pasado totalmente desapercibidos. Así, llegado el año nuevo, lo mejor es despedir todo aquello que no debe estar más tiempo en nuestra nevera, bien haciendo algunas recetas de aprovechamiento que nos salven las cenas de las próximas semananas o tirando a la basura los alimentos insalvables. No obstante, proponte para 2020 los siete pequeños gestos para ser más ecológicos en la cocina: además de ahorrar dinero, evitarás el desperdicio de alimentos.

Montón de periódicos viejos.
2

Papeles varios

Facturas, cartas abiertas (y otras tantas cerradas), sobres del banco, hojas arrancas de libretas para apuntar datos, viejos periódicos... A lo largo del año, acumulamos muchísimos papeles que, si bien es cierto que en su momento fueron importantes, no tienen porque quedarse en casa para siempre. Así que, ármate de paciencia -y de una bolsa reciclable- y tíralos todos: ya han cumplido su función y deben dejar espacio para todo lo que vendrá en 2020.

Cajón de una cómoda.
3

Accesorios y objetos inútiles

Quien diga que no, miente. Todo el mundo tiene en casa algún cajón en el que acumula toda clase de objetos y accesorios que, en realidad, carecen de utilidad en nuestro día a día. Imperdibles, un llavero, posavasos, una caja de ibuprofeno, las llaves de todos nuestros seres queridos... Guarda lo que realmente sirve, ordenalo de forma adecuada, con separadores, cajas o cestas y el resto... ¡a la basura!

Las toallas pueden mantener su suavidad si se lavan correctamente.
4

Sábanas y toallas viejas

Si durante el 2019 no hemos seguido los trucos para lavar las sábanas y no echarlas a perder, o para lograr que las toallas siempre parezcan nuevas, lo más probable es que la ropa del hogar esté áspera y descolorida. Si están inservibles, lo mejor es romperlos en tiras para hacer trapos e invertir en nuevas sábanas y toallas, bajo el firme propósito de cuiadarlas como se merecen este 2020.

Regalo
5

Regalos no deseados

Con la llegada de los Reyes Magos a la vuelta de la esquina (y alguna que otra cena con Amigo Invisible incluido), es hora de desempolvar aquellos regalos que recibimos en años anteriores y que, por vergüenza a rechazarlos, hemos ido almacenando. Si hay alguno en buen estado y creemos que hay alguna persona a la que le puede encantar, lo mejores envolverlo con cariño y re-regalarlo. 

Niños jugando en su habitación
6

Juguetes desfasados

Aunque a los más pequeños esta idea suela parecerles pésima, según van creciendo, hay muchos juguetes a los que apenas hacen caso y hay que deshacerse de ellos para evitar que ocupen todo el espacio de sus cuartos. Lo mejor es ayudarles a que decidan cuáles son aquellos que ya no necesitan para ganar así nuevos huecos para futuros juguetes. Eso sí: nada va a la basura. Todos los juguetes que estén en buen estado puedes donarlos para que hagan felices a otros niños; mientras que los libros puedes acercarlos a las bibliotecas municipales o centros cívicos para que pasen a ser de todos los pequeños vecinos de la zona.

Táperes en un cajón de la cocina.
7

Tápers sin tapas

Comer de táper en el trabajo, además de dejarnos sin ideas alimentarias semana tras semana, suele acabar con la integridad de estos recipientes. Muchos lavados, maltrato térmico y, en ocasiones, la desmembración... ¿O es que acaso no hay en casa algún táper al que le falta bien la tapa, la goma de cierre o, incluso, los cubiertos que muchos incluyen? En vez de almacenarlos mientras esperamos a que aparezca la parte que le falta, dales un nuevo uso o recíclalos. ¡Agradecerás el nuevo espacio!

Etiquetas
Comentarios