Despliega el menú
Sociedad

Trucos para mantener tu pelo a salvo del viento y el frío en invierno

La lluvia, el aire y las bajas temperaturas perjudican a nuestro cabello, que necesita cuidados especiales durante los meses más fríos del año.

Los cabellos secos o con poca densidad son los que más sufren las consecuencias del frío.
Los cabellos secos o con poca densidad son los que más sufren las consecuencias del frío.
Unsplash

Las bajas temperaturas del invierno afectan a nuestra piel, que se reseca; a nuestros labios, que se agrietan; y a nuestro pelo, que se apaga, se encrespa y queda dañado. Los cabellos secos o con poca densidad son los que más sufren las consecuencias del frío, pero existen remedios que pueden disminuir ese impacto. La deshidratación que provoca la diferencia entre el clima exterior y la sequedad de las calefacciones, es uno de los mayores inconvenientes. También influye el exceso de humedad cuando llueve o nieva y el empleo de bufandas o gorros, que acentúa el encrespamiento del pelo y provoca enredos. Para proteger la melena durante los meses más fríos del año, es necesario seguir una rutina de cuidados.

Cortar por lo sano

Cuando uno está a disgusto con su melena lo mejor que puede hacer es ponerse en manos de profesionales. Pero si no estás dispuesto a perder ningún centímetro, no te preocupes: en la actualidad, las peluquerías ofertan una gran variedad de tratamientos para fortalecer el cabello, hidratarlo durante varias semanas y repararlo. Los procedimientos de keratina, por ejemplo, otorgan suavidad y brillo. Los que utilizan ácido hialurónico son perfectos para las melenas con tendencia al encrespamiento, porque activan su hidratación. Por su parte, el bótox pilífero elimina el temido 'frizz' y es beneficioso para la fibra capilar.

Remedios caseros

Uno de los requisitos fundamentales en el cuidado del cabello es lavarlo adecuadamente. Lo correcto es hacerlo con agua tibia -no demasiado caliente- y realizar el enjuagado a una temperatura más fría para cerrar bien la cutícula. También conviene aplicarse mascarilla de medios a puntas una vez a la semana. Si la dejas actuar más tiempo, envolviendo tu pelo en una toalla, el efecto será todavía más favorable.

A la hora de secar la melena, lo mejor es dejarla al aire. Pero este paso tan simple se convierte en una verdadera dificultad en pleno invierno, sobre todo si hay que salir a la calle con el pelo todavía mojado. En primer lugar, es imprescindible que elimines el exceso de agua con una toalla a modo de turbante. Después, aplica un 'spray' protector y seca tu pelo con el aire frío del secador. En cuanto a la plancha, será mejor que te olvides de ella y la reserves para ocasiones más especiales.

Productos indispensables

Aportar hidratación a tu pelo es, sin duda, un remedio paliativo fundamental en los meses de invierno. Lo complicado es hacerlo sin engrasar el cuero cabelludo: para lograrlo, lo mejor que puedes hacer es utilizar un champú nutritivo y aceites o sérums capilares, que aportarán a tu melena lípidos fortalecedores. Estos últimos no debes aplicarlos nunca en la raíz si quieres evitar la aparición de grasa. Además, si tu pelo es muy fino, será mejor que te decantes por versiones más ligeras de estos cosméticos.

Etiquetas
Comentarios