Despliega el menú
Sociedad

sociedad

Padre Ángel: "Las palabras sobran, lo que hacen falta son hechos"

Ángel García Rodríguez (Mieres, 1937) es sacerdote y filántropo. Fundador de la ONG Mensajeros de la Paz, premio Príncipe de Asturias .

ANGEL GARCIA RODRIGUEZ
El Padre Ángel, siempre muy cerca de Dios.
Oliver Duch

Tamara Falcó acaba de entregarle el premio de Masterchef. Afortunadamente, no todo era papel cuché...

No lo esperaba. Aunque no importa la ideología, igual ricos que pobres, para ser solidarios, para ayudar a gente que está en la calle. Junto a otras dos asociaciones y parroquias, hemos compartido el premio. No valoramos la cantidad, que no es mucha, sino la generosidad inmensa de esta persona para con nosotros.

Isabel Preysler y Vargas Llosa también se han acercado a usted para ver la dura realidad en el mismo Madrid.

Son mitos de la sociedad, pero también realidad, mucha realidad, de las mujeres y hombres buenos que hay entre nosotros.

Todo tiene quien todo da. ¿Cómo nació en usted todo este sentimiento de entrega absoluta hacia los demás?

A veces, cuando naces en un ambiente duro, como yo en Asturias, donde ha habido tristeza, guerra, muertes, hambre, quizá se acentúa la necesidad de ayudar a quien lo necesita. Tener una iglesia como la de San Antón, abierta las 24 horas para poder ayudar a la gente, nos permitió desarrollar muchas iniciativas. Me siento inmensamente feliz de poder dar cobijo allí al necesitado.

Ha visitado Zaragoza para ofrecer una conferencia. Hablaba de la soledad de las personas mayores, de la gran labor que desarrolla Seniors en Red.

La soledad, problema de envergadura... Afortunadamente, en Zaragoza hay gente volcada como Seniors en Red. Representan un motivo de esperanza. Observas que hay gente que merece la pena, dedicando tiempo e incluso dinero para hacer más felices a los demás. No hay nada más maravilloso que hacer felices a los demás, estar cerca de quien lo necesita, poder acariciar a la gente sintiendo sus problemas, sus necesidades. Acariciar a quien nadie acaricia.

¿Qué percepción tiene del voluntariado?

Es fundamental. Nace del deseo, de la voluntad. Fundamental, muy necesario y elogiable.

Para un egoísta, toda riqueza, por mucha que sea, es poca. ¿El egoísmo constituye una de las causas de la infelicidad?

Sin duda alguna. Pero conviene ver el vaso medio lleno en vez de medio vacío. Hay muchísimas personas buenas, muchísimas, aunque no aparezcan en los medios de información. No nos quedemos exclusivamente con el aspecto negativo.

De las últimas noticias que ha leído, ¿cuál le ha sentado peor, cuál le ha hecho más daño?

Duele muchísimo seguir oyendo a los políticos decir que no hay sitio, cuando más de 40.000 personas siguen viviendo en la calle en España. Es inadmisible.

Cuando palabras como libertad, paz o justicia se pronuncian en vano, ¿qué siente?

Son palabras muy bonitas, pero mucho mejor son las obras. Las palabras sobran, lo que hacen falta son hechos.

¿De dónde nació la idea de crear hace 50 años Mensajeros de la Paz?

Nació en Asturias, viendo la realidad que nos rodeaba. Después de todo este tiempo, siento felicidad y muchísimas ganas de seguir continuando con la obra.

¿Qué significó la concesión del Premio Príncipe de Asturias?

Después de agradecer profundamente su concesión, le diré que los premios a veces significan cargas más que premios…

Buena respuesta…

Insisto en agradecer su concesión. Que quede muy claro.

Claro queda, padre. El padre Ángel también es padre por tener un hijo adoptado.

Como todo hijo, es una bendición de Dios. Es uno de los regalos que Dios me ha dado.

¿La bondad es el mejor indicador de superioridad?

¿La bondad…?

Preguntaba si la bondad es el mejor indicador de superioridad.

Pregunta muy interesante... Sin ninguna duda, la bondad es el camino de la felicidad.

Etiquetas
Comentarios