Despliega el menú
Sociedad

¿Por qué se viste de negro en los funerales?

Ir de luto es una de las costumbres más arraigadas en España. Su simbolismo tiene siglos de antigüedad.

El negro es el color que simboliza el luto
El negro es el color que simboliza el luto
Pixabay

Cuando se acude a un funeral, mucha gente lo hace vestida con ropa negra u oscura. Es la tradición que está extendida en España. La tristeza por la pérdida de un ser querido se adueña de los cementerios y velatorios entre recuerdos del difunto. El color negro simboliza el respeto que se tenía por el difunto y sus familiares y el dolor por su pérdida. Esto se debe a que el color negro es la ausencia de luz. Pero ¿de dónde viene esta tradición? ¿Es así en otros países?

La costumbre de vestir de negro en los funerales tiene cientos de años de antigüedad. Varias son las leyendas alrededor de esta tradición. La primera de ellas la señala en tiempos de los deudos. Esta tribu ancestral tenía miedo de que el alma de los fallecidos saliera de su cuerpo y se introdujera en los vivos. Por eso, se pintaban de negro para esconderse.

La pintura negra en los funerales muta con el tiempo a una vestimenta negra. En tiempos del Imperio Romano, durante los periodos de luto, se vestía la toga pulla o toga sórdida, que estaba hecha de lana de color negro. La costumbre de vestir de negro en los funerales se institucionalizó en el siglo XVI gracias a los Reyes Católicos, que promulgaron la pragmática de luto y cera. Se determinó que el color negro era el indicado para ir a los funerales. En la Edad Media y el Renacimiento, las viudas llevaban sombrero, manto y velo negros.

El negro como color de luto no se utiliza en todos los países. Las diferentes costumbres o el color de la piel hacen que en lugares como La India el color de la vestimenta de luto sea el blanco para contrastar con la tez de sus habitantes. Asimismo, los habitantes de algunas tribus de África se cubren la piel con cenizas blancas para evitar que los espíritus de la persona fallecida se metan dentro de él.

Etiquetas
Comentarios