Despliega el menú
Sociedad

educación emocional para familias

¿Qué tipo de lenguaje de amor hablas con tus hijos?

Igual que en los idiomas, el amor tiene diferentes lenguajes. Hoy, veremos cuáles son estos lenguajes y cómo podemos nutrirnos mejor para que nuestros seres más amados lleguen, realmente, a percibir nuestro amor.

Pasar tiempo con los seres queridos es lo que más nos conecta
Pasar tiempo con los seres queridos es lo que más nos conecta
Freepik

Aunque el amor es universal y es el nexo de conexión entre los seres, definitivamente los humanos sentimos, entendemos, expresamos y recibimos amor de diferentes maneras. De la misma forma que los idiomas, el amor tiene diferentes lenguajes. Hoy, veremos cuáles son estos lenguajes y cómo podemos nutrirnos mejor para que nuestros seres más amados realmente lleguen a percibir nuestro amor.

Palabras de afirmación. Este lenguaje es para quienes necesitan por medio de las palabras saber que son valorados, resaltar sus logros, buenas acciones o cualidades, sin caer en la adulación innecesaria. «¡Gracias por haber recogido!», «¡aprecio mucho tu ayuda!», «¡qué bien dibujas!», «¡confío plenamente en ti!». El amor es bondad. Si queremos expresar nuestro amor de manera verbal es imprescindible usar un tono de voz amoroso.

Tiempo juntos. Pasar tiempo con los seres queridos es lo que más nos conecta, y las personas que tienen este lenguaje de amor, como idioma principal, necesitan pasar mucho tiempo de calidad, completo y lleno, realmente en conexión con los demás para sentirse amadas. Desconecta (teléfonos, tabletas, teles, radios...) para conectar, jugando juntos, dando un paseo, teniendo una conversación..., en definitiva, compartir lo más preciado que tenemos: estar plenamente presentes, ofreciendo toda nuestra atención.

Regalos. Las personas para quienes ser amadas y amar es recibir y hacer regalos no prestan atención al precio de los mismos; lo importante es haber invertido tiempo, materiales para hacerlos, dinero, haber buscado lo adecuado. ¡Regalar es una forma más de amar! Los regalos son símbolos visuales del amor: un dibujo, una manualidad, una nota en la bolsita del almuerzo...

Contacto físico. Quienes tienen como predominante este lenguaje disfrutan de las caricias, los abrazos, dormir abrazados, darse la mano... Es uno de los lenguajes más poderosos, sobre todo, en la primera infancia, cuando es lo que más nos nutre y nos brinda el alivio, la seguridad y el afecto que necesitamos. Algunos estudios, como los llevados a cabo en la Universidad Carnegie Mellon (EE. UU), apuntan que gestos como las caricias y los abrazos elevan nuestras defensas y nos ayudan a combatir diferentes enfermedades e infecciones.

Actos de servicio. Hay quienes perciben el amor a través de servicios prestados a los demás y necesitan acciones en su favor, tareas que les faciliten la vida. Pueden ser cosas sencillas, como preparar la comida, cuidar del hogar, ayudarles a recoger, acompañarles a una cita médica. Amar es buscar la felicidad del otro y también es una elección.

Por: Diana Fuior Ionica. Asociación Aragonesa de Psicopedagogía

Etiquetas
Comentarios