Despliega el menú
Sociedad

televisión

Gran Hermano sigue perdiendo anunciantes por el supuesto abuso sexual de 2017

Ya son 15 las empresas que han abandonado el patrocinio del 'reality' de Telecinco en los últimos dos años, entre ellas Telepizza, Tous, MediaMarkt, Adeslas, Nespresso o Nissan.

GH
La víctma y el supuesto agresor de GH.
Carlota Jose María

Más de una decena de anunciantes se han desvinculado de 'Gran Hermano Vip' en un goteo que no ha dejado de cesar en las últimas 48 horas. Desde ahora, los anuncios de Fi Network, Nestlé, Carretilla, MediaMarkt, Postres Reina, Nespresso, la firma de joyería Tous, Telepizza, Schweppes, HolaLuz, Adeslas, Affinity Petcare, Milar Electrodomésticos, Nissan y la empresa farmacéutica británica GlaxoSmithKline, responsable de productos como Voltadol, Parodontax, Sensodyne, Rhinomer y Corega, no se verán en los descansos del 'reality' que emite Telecinco.

Curiosamente, no es un hecho que hayan anunciado las empresas por iniciativa propia sino que cuando han sido preguntadas en Twitter han confirmado su decisión. La retirada masiva de publicidad llega tras las recientes informaciones y acontecimientos relacionados con el supuesto caso de abuso sexual a Carlota Prado en la casa de Guadalix. Aquel triste episodio, que una magistrada de Madrid investiga en la actualidad, ocurrió en 2017 en 'Gran Hermano Revolution', la última edición con concursantes anónimos, cuando José María López presuntamente abusó de Carlota, su pareja de entonces en el 'reality'.

Según reveló este miércoles La Sexta, "la jueza cree que Carlota dejó claro que no quería mantener relaciones sexuales. Con gestos, con palabras e incluso intentando pararle, le dijo a José María, en repetidas ocasiones, que la dejara. Él siguió hasta que le interrumpieron por la megafonía del programa".

Poco después de aquellos hechos, Mediaset publicó un breve comunicado en el que decía que la dirección del formato había decidido "expulsar del programa a José María" por lo que consideraba "una conducta intolerable". Recientemente, el grupo Endemol Shine (al que pertenece Zeppelin, la productora de 'GH) recordó que tras lo sucedido en la casa de Guadalix, "Carlota recibió apoyo de asesores independientes" y "decidió no presentar cargos y regresar al programa, con la aprobación de los psicólogos". Además, sostenía que "el material videográfico (tanto la reacción de la concursante al ver esas imágenes, que ha publicado 'El Confidencial', como los hechos en sí, con los dos en la cama) solo se proporcionó como prueba cuando las autoridades así lo solicitaron, encriptado y protegido".

Sin embargo, este mismo miércoles, y tras la cascada de anunciantes batiéndose en retirada, Zeppelin prometió que, a partir de ahora, va a revisar sus protocolos y reforzar "sus equipos en 'Gran Hermano' para afrontar posibles situaciones de vulneración de derechos". Mediaset, por su parte, rompió su silencio sobre la caída de anunciantes con un duro ataque a la competencia.

El grupo dueño de Telecinco lo catalogó de "campaña denigratoria contra 'Gran Hermano'" y expuso que "las acciones de desprestigio están siendo avivadas de manera desleal desde los espacios y programas informativos de Antena 3, La Sexta, Onda Cero y algunos de sus portales verticales". En el comunicado, Mediaset también se compromete a "trabajar responsablemente para superar esta situación a la mayor brevedad posible, protegiendo uno de los programas preferidos por la audiencia española". Asimismo, subraya que "el caso se encuentra en manos de la justicia, en un proceso del que Mediaset España no forma parte ni ha sido llamada a declarar".

La madre de 'el Cuco'

No es la primera vez que Telecinco se encuentra ante una situación así de complicada. Hace ocho años, 'La Noria' se quedó sin anunciantes tras conocerse que el programa había pagado unos 10.000 euros por una entrevista a la madre de 'El Cuco', implicado en la muerte y desaparición de Marta del Castillo. Dicho programa tuvo que pasar a emitirse prácticamente sin cortes publicitarios, y acabó en el 'late night' antes de desaparecer.

Pero 'Gran Hermano' tiene un peso mucho mayor en la parrilla de Mediaset, ya que ocupa varios 'prime time' semanales, además de otras franjas. De momento, los anunciantes se han marchado, pero no el público. Sin ir más lejos, la noche del martes, el espacio de Telecinco se hizo con 3.200.000 espectadores y un 18,4% de cuota de pantalla, y con 2.857.000 espectadores y un mejor 26,6% todavía cuando prosiguió la emisión en Cuatro.

Etiquetas
Comentarios