Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

curiosidades

Pareidolia: el arte de ver lo que no hay

Un fenómeno psicológico que hace que te preguntes: ¿está este café sonriéndote?

¿Está sonriendo este café?
Un ejemplo de pareidolia
Pexels

El cerebro es el órgano pensante, el coordinador, del que se ha dicho erróneamente que solo se utiliza el 10 por ciento y del que todavía hay muchas curiosidades que descubrir, aunque una cosa está clara: se le puede engañar. Seguro que más de una vez te has topado con el test de Rorschach, esa herramienta para elaborar psicodiagnósticos a partir de la interpretación de imágenes como esta:

Ejemplo de imagen del test de Rorschach.
Ejemplo de imagen del test de Rorschach.
Pixabay

¿Es un conejo? ¿Una flor? ¿Un monstruo? ¿Nada de lo anterior? Es una mancha de tinta y tu cerebro tratará de dar sentido a ella siguiendo el mismo proceso que sigue con las ilusiones ópticas, tratando de dar una explicación adaptable al mundo que conoce a las imágenes que se le presentan.

En el caso de la pareidolia, un fenómeno bautizado por el ingeniero informático y especialista en neurociencia Jeff Hawkins, el proceso es parecido: cuando el cerebro recibe imágenes trata de codificarlas en formatos de información comprensibles para el individuo a través de patrones familiares.

Y así es como se reconocen figuras en las nubes, rostros en objetos cotidianos, siluetas en grietas del asfalto y sonrisas en el café, entre otras muchas cosas. Uno de los mayores exponentes de este fenómeno por la fama que ha alcanzado y el misterio que lo ha envuelto es la conocida como 'la cara de marte' que, como su nombre indica, parece ser un rostro humano que emerja del suelo en la región Cidonia del planeta rojo, pero no deja de ser, según ha indicado la ciencia, un accidente natural del terreno afectado por el fenómeno de la pareidolia.

Pero este no es el único ejemplo y, por supuesto, Instagram hace gala de ello.

Etiquetas
Comentarios